Una receta para franquicias

Fecha

feb. 04, 2015

¿Está usted o su negocio listo para ser franquiciado? O ¿está usted listo para adquirir una franquicia?

La franquicia de un proyecto empresarial, cualquiera que sea su tipo, constituye un negocio comprobado y posicionado bajo procedimientos y estándares previos; en ello radica la certeza de su éxito.

La premisa es muy sencilla: el empresario que generó la idea superó una serie de pruebas y errores para dar origen a un negocio concreto, con una fórmula segura, que facilita la identificación previa de las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

A pesar de ello, las franquicias nunca deben ser concebidas como un negocio comercial que nace listo, robusto y consolidado. Requieren, más bien, de un conjunto de pasos y variables que garanticen un negocio replicable, estandarizado y exitoso, capaz de trascender.

Desde el 2005, esta figura ha tenido un crecimiento acelerado en nuestro país, y esta tendencia podría aumentar aún más en este 2011, gracias a la aparición de nuevos planes y herramientas de apoyo financiero, la creación y promoción de nuevas iniciativas provenientes de diferentes sectores y cámaras, y la experiencia acumulada de los consultores y asesores en la materia.

Las tareas para lograr el éxito con la franquicia son bastante sencillas, pero demandan dedicación y esfuerzo. La receta es el resultado de una mezcla de ingredientes tales como auditorías, asesoría profesional, financiamiento, objetividad y constancia.

1. El punto de partida es una auditoría interna. Con ella se determina el estado de preparación en que se encuentra la empresa en aspectos tales como el conocimiento del mercado, la industria y el propio negocio, su situación legal, posicionamiento y protección de marca, situación financiera y otros factores operacionales o procesales.

2. Es importante que los empresarios consideren como un elemento clave la asesoría de expertos en la materia. Actualmente, nuestro país cuenta con varias firmas de consultores que poseen amplia experiencia en la estructuración de franquicias –nacionales e internacionales–, a las que puede acudir cualquier empresario.

3. Entre todos los retos, la inversión económica destaca quizás como el mayor obstáculo. En ese marco, el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), el Banco Popular de Costa Rica y el Banco de Costa Rica (BCR) ofrecen amplios planes de financiamiento que pretenden ayudar a las empresas a desarrollar franquicias; la herramienta constituye una válida opción para aliviar los dolores de cabeza originados en la búsqueda de recursos para este tipo de proyectos.

El desafío de educar

En relación con otros países del mundo, “franquiciar” cualquier negocio en Costa Rica plantea un reto adicional: desterrar la desinformación y el desconocimiento sobre el tema. Muchos empresarios descartan la expansión de su negocio –mediante una franquicia– por falta de incentivos, desconfianza y subjetividad administrativa, entre otras razones. El desafío es educar al sector empresarial, al respecto.

Por ejemplo, antes de iniciar este tipo de procesos, los empresarios deben tener claro que no podrán manejar el ciento por ciento de las operaciones de la franquicia, ni controlar la empresa de la misma forma en que lo hacían cuando la operación resultaba más sencilla.

4 . La clave de la evolución de un negocio hacia la franquicia se basa también en la objetividad y la confianza que se deposite en los colaboradores debidamente seleccionados para llevar a cabo la operación del comercio. La figura de un administrador de franquicias es una valiosa ayuda para ejecutar los controles y las operaciones diarias, relacionadas con la expansión de la compañía, bajo esta modalidad.

5 . La expansión del negocio mediante una franquicia exige de los empresarios un ordenamiento especial y una actitud de apertura al cambio. Resulta determinante fijar contratos claros y completos que guarden consistencia en aspectos legales, operacionales, administrativos y de contingencia; establecer manuales claros y sencillos; seleccionar de forma previa la capacitación y actualización que se dará y anticipar los sistemas de comunicación para los miembros de la red.

En esta etapa son cruciales la actitud y la conciencia de los empresarios al compartir la marca, el know-how y la determinación para apoyar a los franquiciados, en beneficio de la red de negocios. Esto conlleva una disposición para hacer los ajustes necesarios al concepto y su operación, en procura de un mejoramiento continuo y oportuno.

Las franquicias son una modalidad para el largo plazo; por ello requieren de una gran claridad de visión y firmeza de compromiso; responden a la frase que reza “sembrar para cosechar” pues con análisis, esfuerzo, estructura y metodología ofrecen frutos jugosos y rentables.

Próximos eventos

Mar 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
Jun 21-22, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara