Una tienda de helados gourmet

Fecha

feb. 04, 2015

  • Gelato se reinventará y este año buscará llegar a todo el país. Entre sus planes está abrir 32 establecimientos e impulsar sus productos para diabéticos

En italiano, helado se dice gelato. Y aunque en teoría el sabor debería ser igual, no lo es. En la traducción, los ingredientes cambian, asegura Julio Murillo, empresario mexicano que en 2005 trajo a México la firma italiana Gelato Factory.

A diferencia del helado americano, el artesanal originario del país de la bota es bajo en calorías y rico en el nivel de frutas, apunta el director de la firma, quien a mediados de 2006 inició la expansión de la marca en el país bajo el modelo de franquicia.

Y es precisamente esta característica —el bajo índice de azúcar— la que distingue a la compañía del resto de empresas en suelo mexicano: creó un portafolio de productos exclusivo para personas con diabetes.

En entrevista, Murillo indica que un helado convencional tiene 110% de aire, mientras que un gelato sólo 40%; además que la proporción de grasa pasa de 23% a 3% en el tipo italiano. “Como resultado, en 100 gramos de helado duro hay 220 calorías y sólo 90 calorías en un gelato”.

Refiere que el concepto de la firma consiste en una fábrica al instante, donde cada módulo de venta conserva en todo momento la textura y frescura del producto.

A la fecha, Gelato Factory cuenta con 28 unidades en el país, que se concentran en Ciudad Juárez, Chihuahua, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Monterrey, ciudad de México y Playa del Carmen.

Del total, ocho son propias y para mediados de 2009 la empresa proyecta abrir 32 sucursales más, donde 26 serán franquicia.

Entre las nuevas plazas se encuentran Cuernavaca, Durango, Michoacán, Playa del Carmen y Tabasco, aunque la ciudad de México jugará un papel clave.

Murillo adelanta que dentro de tres semanas, Gelato Factory abrirá un nuevo esquema de sucursal con servicio de internet y cafetería en la plaza comercial Mundo E.

Esta apertura será la primera de las 25 proyectadas para la capital, dentro del plan de 32 sucursales, dice el directivo. Comenta que después de tres años de operación en México, la empresa está lista para el crecimiento y abarcar en breve todo el país.

Como franquiciante maestro para la región, que comprende México y EU, la compañía buscará incrementar su presencia en el vecino país del norte en 2009. Por ahora cuenta con seis unidades en el sureño estado de Texas.

De su experiencia en México, Murillo advierte que el sentimiento de la empresas es de haber recuperado un segmento de mercado que ya no estaba acostumbrado a comer helado.

“El objetivo al principio eran los niños, pero hoy en día entre 80% y 90% del mercado que consume es adulto”, precisa.

Negocio frío

Sobre el esquema de inversión, el empresario Julio Murillo, quien radica en Ciudad Juárez, Chihuahua, explica que hay tres formas de hacerse de la marca.

Concebido para pequeños espacios o como opción para enriquecer comercios establecidos, el expendio de venta de helado parte de los 18 mil dólares de inversión.

Ya sea dentro de una pizzería o cualquier otro negocio, inclusive dentro de supermercados, el kiosco va de dos a seis metros cuadrados.

El concepto mediano, de nueve a 18 metros, ya cuenta con fábrica para producir helados, dice Murillo.

Aquí el costo de la franquicia parte de los 55 mil dólares; y la tienda grande con mesas y sillas debe ser superior a los 19 metros cuadrados por un monto de inversión desde 78 mil dólares.

La variedad del menú comprende 30 sabores diferentes de gelatos de leche y 20 más de agua.

Dentro del menú hay repostería italiana, con alrededor de 35 variedades de postre.

Y por si fuera poco, la firma sirve café en una línea amplia de frapuchinos bajo la marca Illy, también italiano, considerada entre los cinco mejores cafés del mundo.

Gelato Factory tiene presencia en toda Europa y Australia con 700 unidades. Para Estados Unidos se prevé llegar a 50 puntos en 2009.

Julio Murillo adelanta que empresarios en Costa Rica y Guatemala están interesados en la marca.

En esos mercados la estrategia de crecimiento consistirá en vender una franquicia maestra que se encargue de llevar la compañía, pero que de algún modo dependan de México, acota.

Una de las ventajas del modelo es que debido a que se fabrican los helados al instante, con capacidad para producir cinco kilogramos cada 15 minutos, se reducen los costos de almacenaje y distribución refrigerada del producto.

“De este modo se minimizan las mermas al máximo”.

Y al igual que en el norte del país donde la empresa crece de la mano de las tiendas de autoservicio Grupo Smart, Gelato Factory buscará ser ancla de otros grupos de empresarios, aunque también llevará la venta de franquicias de forma independiente.

A través de Grupo Smart, con 58 supermercados, de las 28 unidades la empresa cuenta con 12 heladerías en estos establecimientos situados en Chihuahua y Monterrey.

El objetivo es que en cuatro años los 58 puntos —más el crecimiento del grupo— cuenten con la heladería.

Como producto de impulso el reto de la empresa será estar en todo el país en un plazo no mayor a seis años.

fuente:Humberto Niño de Haro / eluniversal.com.mx

Próximos eventos

mar. 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
jun. 20-21, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara