TINTORERÍAS MAX SE CONSOLIDA COMO LA EMPRESA LÍDER EN CUIDADO DE ROPA

Fecha

ene. 11, 2019

Con casi medio siglo en el mercado y 255 puntos de venta, Tintorerías Max se consolida como la franquicia mexicana más exitosa en el cuidado de las prendas.

El camino hacia el liderazgo en el sector de las franquicias comenzó en 1999 para Tintorerías Max. Fue entonces cuando empezó a abrir sucursales bajo este esquema, aunque mucho antes, en la década de los 70 y bajo el nombre de Jiffy Express, incursionó en el negocio de las tintorerías.

Ahora, casi dos décadas después de comenzar a franquiciar, cuenta con 255 sucursales en todo el país, 190 franquicias y 65 unidades propias. Estos puntos de venta se distribuyen en tres modalidades: centros de costura, lavanderías y tintorerías.

Las tintorerías son, destacó Raúl Jiménez, director de Franquicias de Tintorerías Max, una buena inversión pues, dijo, “siempre hay ropa sucia que lavar”. “Si una prenda nos es entregada antes de las 12 del día, el mismo día, después de las seis de la tarde está lista”, añadió.

Para mayor comodidad del usuario, Tintorerías Max ha lanzado la app Tin2Go, que permite, desde una computadora o dispositivo móvil, programar la recolección y entrega de las prendas a domicilio o en cualquier lugar, con el fin de evitar desplazamientos hasta los puntos de venta.

Cuidar el medio ambiente es también prioridad para Tintorerías Max. La marca ha presentado un nuevo concepto ecológico de limpieza de prendas, Aqua Max, totalmente libre de químicos. Prácticamente una veintena de sucursales operan ya bajo este esquema. Esta tecnología resulta, además, más barata para los franquiciatarios, pues mientras que la inversión para abrir una sucursal tradicional alcanza los 165 mil dólares, con este nuevo esquema se reduce a sólo 125 mil dólares. “Hoy en día es más económico invertir en esta tecnología que es más amigable con el medio ambiente”, mencionó Jiménez.

Carolina Vega Colina / Hermes Comunicación / 11 de Enero de 2019