Sylvan Learning pone franquicias a la venta

Fecha

feb. 04, 2015

Sylvan Learning, una de las franquicias educativas más grandes del país, recibe cada año más de cinco mil llamadas solicitando información sobre cómo abrir uno de estos negocios.

La respuesta: la compañía ha decidido poner a la venta unas 400 franquicias, de las cuales 250 son centros ya en operación que cambiarían de dueño y otras 150 negocios en "nuevos territorios", la mitad se ubica en California, con 28 en el área de Los Ángeles.

"No hay duda de que la demanda de servicios educativos está creciendo a un ritmo alto, pero también es verdad que las necesidades son más complejas", dice Peter Cohen, director ejecutivo de Sylvan Learning, que cuenta actualmente con una red de 1,200 centros en todo el país, generando ingresos de en torno a los 500 millones de dólares anuales.

Según la firma consultora Eduventures Inc., el gasto en tutores y clases suplementarias crecerá en el futuro próximo entre el 12% y el 15% anual, frente al 7%-10% de aumento experimentado en los últimos tres años.

"En el pasado solía tratarse sólo de clases de matemáticas y lectura, pero ahora hay muchas más necesidades", explica Cohen, indicando que entre las tendencias emergentes están la preparación de exámenes —como los de graduación de escuela secundaria— y los de técnicas de estudio.

Además, agrega Cohen, la política de Washington Ningún Niño Rezagado está obligando a muchas escuelas públicas a pagar clases privadas de apoyo a los estudiantes que las necesitan.

Según la Asociación de Industrias de Educación (EIA), el sector educativo se valora en casi en un billón de dólares anuales, siendo la segunda industria más grande del país tras la de salud. Aunque la parte más significativa de esta cantidad es la inversión del gobierno federal y los gobiernos estatales en el capítulo de educación —unos 750,000 millones de dólares anuales—, las empresas privadas que complementan la educación de los estudiantes estadounidenses generan unos 80,000 millones de dólares anuales.

Convencido de que se trataba de un negocio con futuro, pero a la vez buscando alternativas a sus muchos años de experiencia como ejecutivo en el sector privado, John Weiss decidió a finales de 2000 adquirir una franquicia de Sylvan.

"Mi esposa y yo siempre estuvimos interesados en la educación y teníamos la inquietud de tener nuestro propio negocio", dice Weiss, señalando que optar por una franquicia de renombre es especialmente relevante en este sector.

"La gente no quiere poner la educación de sus hijos en manos de alguien de quien no tienen referencias", comenta Weiss, indicando que en ese sentido el primer esfuerzo de mercadeo es casi automático cuando se trata de una compañía conocida.

Weiss comenzó adquiriendo una franquicia de Sylvan en Rialto, para poco después comprar otros establecimientos en el sur de California, hasta totalizar los seis que opera en la actualidad.

"La primera la adquirí con ahorros y activos personales, incluida la plusvalía de mi vivienda. Luego para las sucesivas los negocios que ya tenía servían de garantía para la financiación", explica Weiss.

Cohen señala que Sylvan cobra unos 48 mil dólares por la licencia de franquicia, a los que hay que sumar los costos del equipo y el local.

"En total hay que tener acceso a entre 150 mil y 200 mil dólares", dice Cohen, quien agrega que muchas franquicias de Sylvan se financian con préstamos de la Administración de Pequeños Negocios (SBA).

www.laopinion.com.mx/Yolanda Arenales/ Los Angeles, CA 23 de Septiembre de 2007

Próximos eventos

Mar 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
Jun 21-22, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara