“Latinoamérica tiene que aprender cuáles son los beneficios de la franquicia”

Fecha

feb. 04, 2015

Marcel R. Portmann, Director ejecutivo del Instituto Latinoamericano de Franquicias (Ilaf) y ex vicepresidente de IFA llega desde el mercado estadounidense, donde existen 2.500 franquicias y que factura un tercio de la cifra del sector en todo el mundo. Una experiencia que ha de servirle para dar a conocer las ventajas de la fórmula en toda Latinoamérica

Se ha encargado en la última década del desarrollo en el exterior de International Franchise Association (IFA), la patronal estadounidense del sector, que aglutina a más de 30.000 socios y de la que asegura funciona “como un reloj suizo”. Ahora regresa con un nuevo proyecto a su Chile natal, desde donde pretende dar a conocer los beneficios de la franquicia en toda Latinoamérica.
El aspecto formativo del Ilaf será pues la parte esencial del proyecto...
Cierto. Creo que en Latinoamérica falta educar acerca de la fórmula, y lo que proponemos es trabajar en este tema académico. Además de los cursos, el objetivo es crear algún tipo de certificación de ejecutivos a nivel latinoamericano, como ya hace IFA, además de otras iniciativas, como la creación de un centro de mediación para la resolución de conflictos, que también funciona muy bien en EE. UU. y aquí aún no hay muchos sitios donde acudir.

¿Cuál es la situación general de la franquicia en Latinoamérica?
Hay que distinguir tres niveles. Primero, aquellos mercados cuyas franquicias ya están siendo exportadas, como Brasil o México. Luego, un nivel medio, con redes de calidad que están superando las 100 unidades franquiciadas, como el caso de Argentina o Venezuela. Y un tercero, donde estarían Perú o Chile. El caso chileno es curioso, porque muchos no comprenden cómo la fórmula no despega teniendo una economía que marcha bien. Creo que es porque el chileno no es muy emprendedor, prefiere tener un buen trabajo y no arriesgarse. De ahí que hay que enseñar por qué es interesante la franquicia.

¿Qué tiene que aprender de EE. UU. la franquicia hispanoamericana?
En principio, los beneficios de la fórmula. Muchas compañías exitosas en Latinoamérica son familiares y tienen miedo de dar cabida a alguien ajeno, son redes muy cerradas. De ahí que el tema legal sea muy importante.

¿Son las pseudofranquicias un peligro en los mercados incipientes?
Sí, y habría que fijarse de nuevo en EE. UU, donde el término está muy bien determinado. Para ser franquicia hay que cumplir ciertos requisitos, ése es el camino. Allí, quien se dedica al vending está lejos de la franquicia porque no ofrece el mismo apoyo, lo que no quiere decir que no haya gente que le vaya muy bien con este tipo de negocios. Pero no es una franquicia.

¿Qué opina de la situación de la fórmula en España?
Siempre he considerado España como un país muy emprendedor. Hoy existen franquicias españolas en China, Oriente Medio…, por ejemplo, las marcas de moda resultan muy atractivas, y eso es algo que la franquicia estadounidense no tiene. Sus marcas de ropa no franquician y no están disponibles para llevarlas a otros países con esta fórmula.

Finalmente, ¿cuál cree que es la ventaja principal que aporta la franquicia?
La marca es importante, pero no es tan relevante a la hora de exportarla a un país donde no significa nada, y eso le cuesta entender a muchas franquicias americanas. Creo que lo que marca la diferencia es que se trata del único instrumento que me permite entrar en un negocio sin tener conocimiento de cómo se maneja, y hacer dinero con él.


Por: franquiciashoy.es/Miércoles 23 de Agosto de 2007

Próximos eventos

Mar 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
Jun 21-22, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara