“La franquicia no es una tabla de salvación ante la crisis'

Fecha

feb. 04, 2015

'Existen ayudas públicas importantes, las dan y en este campo la Administración funciona. Quiere dar dinero, siempre que el proyecto sea interesante', asegura el abogado especializado en derecho mercantil Ignacio González Rivera (Madrid, 1971), director del bufete Foro Legal Abogados, de Santiago de Compostela.

González Rivera, que ha tabajado en el departamento legal de IBM España o en Garrigues, mantiene activa una línea de negocio centrada en el asesoramiento en la financiación de proyectos y específica a gestionar subvenciones, una tarea que realizan en colaboración con Marko Consultores. En los últimos tiempos el despacho se ha especializado en la búsqueda y gestión de líneas de financiación para financiar a franquiciados.

¿La crisis ha despertado el interés por las franquicias?
Sí que se nota, existe mucha más gente que pide información. Mucha gente ve en la franquicia una seguridad. Pero el que exista más interés, no implica que abran más franquicias, ya que la gente anda muy escasa de recursos. Al final, para que un proyecto de estos salga, tiene que haber muchas ganas detrás. Una franquicia no puede ser una tabla de salvación para situaciones de crisis, es un proyecto empresarial para el que tiene un objetivo concreto.

¿Cuáles serían las principales diferencias a la hora de financiar un empresa convencional y una franquiciada?
Personalmente, al conocer el tema bien de cerca, puedo decir que la diferencia real entre una franquicia y una empresa normal está en el arranque del negocio. La gente que no tiene una empresa no puede alcanzar a conocer el esfuerzo y las dificultades que suponen arrancar con un proyecto empresarial y que este se consolide. El proceso de consolidación de un negocio suele tardar entre tres y cinco años, es el tiempo medio para decir que una empresa existe y funciona. Ese proceso lo pasan únicamente dos de cada diez empresas que se constituyen. En cambio, la franquicia en sí ya ha pasado ese filtro. Además la firma te va a formar, te va a dar un conocimiento de producto rápido. Incluso el periodo de consolidación se reduce a dos años. De hecho, el dato es al revés, ocho de cada diez franquicias que se montan superan este proceso. Son datos objetivos, publicados, que evidencian el grado de éxito de estos negocios.

¿Cuáles son los primeros pasos que debe dar un emprendedor interesado en una franquicia?
En primer lugar debemos conocer el prestigio y reputación de esa marca. Muchas veces es la propia firma la que facilita informes, o incluso organismos independientes, para conocer cuántos establecimientos abiertos tiene, si han cerrado o no alguno en los últimos años o comprobar el nivel de implantación. Es importante saber si es una franquicia reciente o ya tiene una trayectoria. El segundo paso es contactar con franquiciados para conocerlos en persona y saber así de primera mano cuál ha sido la evolución del negocio. También es aconsejable tener un conocimiento previo del sector, y si no lo tienes, solicitar a la marca una formación específica previa. En tercer lugar, medir bien la financiación. No sólo saber el dinero que vas a necesitar para empezar, sino que también el que será necesario en tesorería durante el primer año y hasta la consolidación de la marca.

Ahí es dónde entra usted, ¿hasta cuánto podemos financiar con fondos públicos?
La financiación de un proyecto de franquicia se puede conseguir parcialmente, hasta un 70% de lo necesario, de los organismos públicos, que no sólo están para dejar el dinero. La gente se podría sorprender de la cantidad de dinero que dejan de prestar porque los emprendedores no lo piden. Se deja dinero sin gastar para franquicias. Estoy hablando de organismos autonómicos como el Igape, pero también de otros como Bic Galicia o Sodiga.

Poca información, trámites excesivos... ¿a qué se debe?
A lo mejor es que no tienen proyectos suficientes para financiar. No se agotan porque mucha gente tienen desconocimiento o porque, directamente, no se solicitan bien. Porque esto es más que cubrir un impreso, hay que presentar un plan de viabilidad, un plan de empresa, etc. Mucha gente no es consciente de la importancia de este proceso previo, no van con el tema bien preparado.

¿Los bancos abren más facilmente la mano en el caso de las franquicias?
Los bancos, aunque ahora mismo no tienen dinero para crédito, pero sí son más proclives a financiar un proyecto de una marca conocida que a financiar una aventura empresarial sin nombre que la respalde. A nosotros nos han financiado proyectos, pero siempre han sido proyectos que tenían el visto bueno de la Administración y que habían conseguido ayudas públicas.

¿Cuáles son los sectores más interesantes para los emprendedores en la actualidad? Están pegando muy fuerte franquicias del sector energético, de eficiencia energética, de distribución de componentes industriales, además de las de toda la vida como textil, complementos, o alimentación ecológica. Por último, irrumpe con fuerza el sector de la papelería.

laregion.es

Próximos eventos

mar. 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
jun. 20-21, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara