La franquicia Snap Fitness detona el potencial del mercado

Fecha

feb. 04, 2015

Con un concepto enfocado en soluciones, que combina calidad, bajo precio y proximidad, la franquicia Snap Fitness detonó el potencial del mercado de acondicionamiento físico y gimnasios en México.

Opera bajo un horario 24/7 y está dirigido a todos los segmentos socioeconómicos de la población, no sólo a la clase alta. Cuenta con lo necesario para una rutina completa en cardio, peso integrado y peso libre, y sus usuarios pueden acudir a cualquier Snap Fitness de la cadena sin hacer ningún trámite adicional y sin que le cueste más.

“Las inversiones que otros han hecho en gimnasios de primera calidad en los últimos años van dirigidas a la clase alta debido al costo de los equipos y de las transformaciones de los locales, y por ello no se le ha ofrecido este servicio a poblaciones de clase socioeconómica media o baja. Ahí es donde el panorama de mercado se potencializa enormemente”, dijo Sergio Alquicira, gerente comercial de la red de franquicias de gimnasios en México.

Nacido en 2003 en Estados Unidos como una alternativa a los gimnasios grandes y costosos, Snap Fitness ha logrado construir una red de 1 450 unidades alrededor del mundo, con presencia en países desarrollados y no desarrollados. Desde su lanzamiento hasta hoy abre una unidad cada 3.5 días.

En 2008 llega a México como una representación de la firma, pero desde el año pasado se convirtió en Franquicia Maestra con el objetivo de potencializar el desarrollo del concepto en el país. A la fecha cuenta con una red de 22 franquicias, y su objetivo es llegar a 100 unidades en los siguientes tres años.

“Vamos a seguir abriendo gimnasios cada vez más rápido, con una clara estrategia de crecimiento ordenado, acercando el servicio al lugar donde la gente vive. Para ello nos haremos de un grupo de franquiciatarios comprometidos que comprendan que el país requiere con urgencia un servicio de bajo costo y alta calidad”, señaló Alquicira.

Pese a que cuenta con un concepto claro y bien determinado, con un modelo de negocio financieramente claro y de fácil administración, Snap Fitness enfrenta debilidades como la baja cultura de entrenamiento físico de la población, “que no está concientizada de la necesidad de hacer del ejercicio un proceso recurrente de salud”, agregó.

Sin embargo, señaló Alquicira, estamos convencidos de que nuestro concepto está generando un cambio de estilo de vida en el mercado al que está dirigido. El reto es encontrar al franquiciatario ideal, aquel inversionista que haga la diferencia al cubrir una población grande, que significa abrir varios gimnasios en un área, ciudad o estado.

Para ello, Snap Fitness asistirá a la 36° Feria Internacional de Franquicias WTC Ciudad de México con el propósito de obtener el perfil exacto del inversionista, “comprometido con el servicio, la salud y el ejercicio, tratando de cambiar la mentalidad de la población”.

Al entrar a la red, los inversionistas cuentan con el apoyo de la Franquicia Maestra, que ha desarrollado un modelo de negocio que “lo protege, lo capacita y le apoya desde el arranque. Además con convenios y el respaldo de las principales marcas de equipos de gimnasio en el mundo”, añadió Alquicira.

Actualmente, la empresa está atacando la competencia con un servicio personalizado y de bajo precio, y con el único objetivo de hacer que cada usuario logre sus metas con el menor esfuerzo posible, en el menor tiempo.

En 2013 Snap Fitness puso en operación un plan maestro de expansión para abarcar todo el país, en sus poblaciones más representativas. Así seguirá creciendo en Guadalajara, Monterrey, Guanajuato, Querétaro, Ciudad de México, Puebla y Toluca, donde descubrió un enorme potencial.

Fuente: Gabriela Cabrera - Notifranquicias notifranquicias