Franquicias, una manera segura de hacer negocios.

Fecha

feb. 04, 2015

La inestabilidad económica que vive México, ha detonado una serie de despidos mientras que las oportunidades laborales se siguen reduciendo.

De acuerdo con especialistas, la alternativa no es invertir en la banca, sino emprender en un negocio con riesgos mínimos de inversión que además permita autoemplearse: las franquicias.

Carlos Roberts, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), sostiene que este esquema de negocio es el más viable para los emprendedores, debido a que estadísticamente “un negocio independiente tiene 25% de probabilidades de tener éxito, mientras que nueve de cada 10 franquicias sobreviven su quinto año de vida”.

Ferenz Feher, director general de la consultora en negocios y franquicias Feher & Feher, indica que los ahorros, finiquitos o jubilaciones pueden invertirse de manera segura en este esquema de negocio caracterizado por replicar el éxito de las empresas a través de manuales de operación, comercialización, administración.

“No se requieren cantidades millonarias para convertirse en franquiciatario, existen opciones desde 100,000 pesos”, apunta el experto.

En opinión de Roberts “en tiempos de crisis nadie está dispuesto a arriesgar su capital, por lo que las franquicias constituyen la opción para emprender a paso seguro”, debido a que el inversionista no sólo cuenta con capacitación, sino también con asesoría, además de supervisión de expertos.

De pocos pesos

Mínimos costos de operación, niveles de rentabilidad aceptables y retornos de inversión en menor tiempo caracterizan a las franquicias de baja inversión, aquellas que requieren menos de 350,000 pesos para comenzar a operar.

“Estos negocios tienen una operación sencilla, además se ubican en pasillos de centros comerciales o tiendas de autoservicio, lo que hace que la inversión sea de bajo costo, ya que una parte importante de la inversión que hacen los negocios convencionales tiene que ver con el traspaso y remodelación de local”, explica Feher.

Las franquicias de bajo costo operan con personal mínimo, dos a tres personas, una de ellas es el inversionista que decide autoemplearse no sólo en las actividades administrativas, en muchos casos también participa en la operación.

“Dentro de los gastos de la marca se contempla el salario que percibe el emprendedor”, apunta Ferenz.

De acuerdo con el especialista no se debe subestimar el alcance de este tipo de franquicias, ya que un inversionista puede crecer de forma exponencial a través de unidades.

Los giros que contemplan las franquicias de bajo costo se caracterizan por enfocarse a la venta de productos al detalle, donde el volumen de compra y la novedad son sus principales características.

“Estas franquicias satisfacen las compras de impulso, esas que no están planeadas pero que por su bajo costo tienen una demanda alta en el mercado”.

El Economista

Próximos eventos

mar. 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
jun. 20-21, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara