Empresas Familiares y Franquicias.

Fecha

feb. 04, 2015

Con frecuencia, lo que en algún momento surgió como una manera de generar ingresos para que una familia se sostuviera económicamente, se convirtió en una empresa que factura una determinada cantidad anual. Esta empresa se consolidó y, poco a poco, se permeó de apoyos de más familiares, de aquellos que nunca faltan en una familia; el primo abogado, el sobrino diseñador, el tío que tiene dinero, la hermana que es muy creativa, la prima que es muy buena para vender, en fin, crece un negocio.

Conforme el negocio se consolida, los lazos que en principio formaron la empresa se convierten en factores determinantes en un camino hacia la profesionalización. Imanol Belasteguigoitia, un personaje dedicado a reflexionar sobre el management de las empresas familiares dice:


“La profesionalización es un proceso de transformación gradual que implica un cambio de mentalidad de cada uno de los elementos de la organización. Para que este proceso sea eficaz, debe iniciarse con el compromiso de quienes se encuentran en las máximas posiciones jerárquicas.


Para cualquier empresa profesionalizarse significa un gran reto, pero para las empresas familiares, que suelen dejarse llevar por la inercia y les cuesta más trabajo transformarse, este proceso es más complejo.”


El proceso de franquiciar un negocio, como otros procesos empresariales que requieren planeación estratégica, implica necesariamente la profesionalización en todos los ámbitos, ya que es indispensable plantear muy bien un documento estratégico con el objetivo de delimitar un formato de negocio a franquiciar, desarrollar todo el marco jurídico-legal para prevenir y proteger todos los aspectos legales que una franquicia debe cuidar y definir clara y efectivamente sus procesos de operación. Para ello se debe determinar el rol que cada persona-familiar tiene en la empresa y poder brindar a la red de franquicias una relación armónica y rentable.


Para todo esto es importante entender que en una empresa familiar es muy difícil “pensar con la cabeza fría” dados los lazos que existen entre los miembros de esta. Por ello es que el fin de este artículo es puntualizar lo siguiente:


• Clarificar hasta qué punto cada individuo pertenece a la empresa: Evidentemente existe alguien que ideó el proyecto, que lo echó a andar y que dirige a la empresa. Los miembros de esta empresa deben pensar bien hasta qué punto se encuentran comprometidos con la empresa y qué límites tienen en tanto familiares, o cómo es que se están tomando “lo de la empresa familiar” si el compromiso no es demasiado es mejor puntualizar el nivel de responsabilidad tiene cada quien. Hay que establecer jerarquías claras y orden para el desarrollo del trabajo.


• Redactar un código, o políticas empresariales: En común acuerdo es recomendable establecer políticas empresariales, una filosofía integral también, que establezca aquellos valores que son importantes para esta comunidad empresarial en particular. Si la puntualidad tiene valor como empresa, pues será éste parte del código, si es la calidad, si es la confidencialidad, o bien la objetividad (que en el caso de estas empresas es clave), en fin, aquello que forme parte de un compromiso que sea respetable en la empresa deberá estar claro, por escrito y aceptado por todos.


• Todo trabajo es invaluable, ergo, ningún trabajo es invaluable: Todos deben recibir una remuneración por su desempeño, es justo. Hacer rentable cada trabajo significa hacer cada trabajo con aptitud. Si alguno se dedica a vender u otro a las Relaciones Públicas, se espera que hagan un trabajo con conocimiento, producto mínimo de alguna capacitación, porque aquello es parte de su labor. Entonces su efectividad estará clara en el proyecto y tendrá una utilidad que lo motivará a seguir en grupo.


• Valorar la comunicación y optimizarla: Las organizaciones de corte autoritario tienden a rechazar opiniones que no sean como las de su líder. El pensar diferente se toma siempre como una afrenta para éste o una disputa de egos que no siempre es así. Establecer una cultura de participación, expresión y tolerancia a las diferencias rinde frutos. Hay que ser muy cuidadosos en estos puntos, pueden generar conflictos en donde lo peor que se puede hacer es buscar alianzas para compartir frustraciones (pasa todo el tiempo en empresas de servicios que contratan gente joven). Encapsulemos los conflictos y busquemos soluciones en ese punto. Es importante considerar que conflictos que surgen del trabajo en ambos casos afectan la vida afectiva de sus integrantes.


Modelo de equilibrio entre empresa y familia


Para Belasteguigoitia, el equilibrio entre la familia se encuentra en un modelo muy útil y muy simple:


“Imagine un barco constituido por tres partes: proa, popa y cabina de mando, siendo esta última el lugar donde se encuentra el capitán. El barco flota en la medida que el agua no penetre a él, y para tal efecto debe moverse en armonía con las olas del mar. Si se inclinara más de la cuenta hacia la proa o hacia la popa, el barco podría llenarse de agua y hundirse, por lo que es preciso que mantenga una posición lo más estable posible.


Piense por un momento que el barco de la Figura 1.1 es la empresa familiar; la proa representa la familia (F) y la popa la empresa (E). En la cabina de mando se encuentran quienes pueden tomar decisiones relevantes dentro de la organización, como los propietarios y los directores de empresa, que suelen ser los padres de familia. Ellos están representados por el capitán del barco (P), quien tiene la posibilidad de dirigirlo hacia el rumbo que desee, siempre que cuente con la colaboración y el apoyo de su tripulación.”


La empresa familiar requiere mucho tacto, delicadeza y sobre todo inteligencia para su gestión y dirección. Decisiones importantísimas como el hecho de franquiciar deben contar con la armonía de estos tres componentes expuestos en el modelo del barco.


¿Porqué una empresa familiar es valiosa en el mercado de franquicias? Es una respuesta con millones de respuestas, pero una de las características más notables en éstas, es que suelen arraigarse mucho en la tradición. Las empresas familiares son como una pequeña pieza de colección que muestra la idiosincrasia de un país, en ellas se encuentran muy concentrados valores que podemos identificar en nuestro mundo cotidiano como mexicanos. Recordemos que México es, entre otras características, un país familiar. Lo que resulta valioso para una familia lo es también para mucha gente casi de manera automática.

César Gómez-ConsultorTormo & Asociados.

Próximos eventos

Mar 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
Jun 21-22, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara