Cuatro opciones de éxito en época de crisis

Fecha

feb. 04, 2015

Hamburguesas, pizzas o bocadillos en lugar de carne o pescado fresco. Nadie renuncia a comer fuera de casa por imperativo laboral o por ocio.

Sin embargo, los bares y restaurantes han notado que los bolsillos ya no dan para grandes gastos gastronómicos y que los españoles recurren cada vez más a los restaurantes de comida rápida, debido a los bajos precios de los menús.

Así, los establecimientos de comida rápida se han convertido en la tabla de salvación para aquellos que buscan estirar el dinero, no sólo a la hora de salir fuera sino también simplemente a la hora de poder comer y aquí las franquicias juegan un papel importante.

Sin ir más lejos, en España este sector en franquicia ocupa el tercer puesto por facturación. En 2007 llegó a superar los 2.000 millones de euros y se invirtieron 628.572.000 euros.

Desde febrero de 2007 a febrero de este año, el aumento en el consumo de comida rápida ha sido cercano al 30% si se compara con el mismo periodo del año anterior, según un estudio elaborado por las consultoras Nielsen y Reseach International.

Según este mismo informe, cada consumidor gasta de promedio al año unos 350 euros de comida rápida. Estimando un valor de 5 euros por un menú completo, suponen 76 hamburguesas consumidas por cliente.

Las ventas del conjunto de establecimientos de comida rápida alcanzaron los 2.410 millones de euros en 2007, según un estudio de la DBK.

Esta cifra supuso un 7,6% más que en 2006, año en el que el mercado había alcanzado un crecimiento del 9,3%.

El valor de las ventas en mostrador experimentó un aumento del 7,8%, hasta cifrarse en 2.065 millones de euros, lo que supuso algo más del 85% del mercado total. Esta participación ha venido aumentando en los últimos años.

El servicio a domicilio registró una moderada aceleración del crecimiento de las ventas, con un incremento del 6,2% en 2007, frente al 4,8% contabilizado en 2006. De esta forma, el valor del mercado se situó en unos 345 millones de euros.

Esta evolución reflejó la recuperación del crecimiento del mercado de pizzerías, el cual realiza un alto porcentaje de sus ventas a través de este tipo de servicio.

Además, fuertes campañas publicitarias acompañan a la comida rápida.

Y es que este tipo de comida suele ser altamente procesada, y su preparación es fuertemente criticada.

De ahí que necesiten un refuerzo grande de sus marcas a través de la publicidad y las nuevas orientaciones de sus menús hacia productos más saludables.

Aún así, el negocio funciona mejor que nunca. Incluso, actualmente las enseñas de comida rápida han recurrido al lanzamiento de descuentos y promociones en sus productos, ya que debido a la situación económica actual, este tipo de ofertas especiales son la mejor opción para mantener la venta de comida rápida.

Evolución del mercado por tipo de establecimiento

Entre los restaurantes fast food, los más beneficiados resultan ser las hamburgueserías. Este mercado se cifró en 2007 en 1.120 millones de euros, lo que supuso el 42% del total y un aumento del 7,8%, frente al 8,9% contabilizado en 2006, alcanzando los 950 establecimientos al cierre de 2007.

McDonald's y Burger King se llevan la palma. En el primer caso, las ganancias netas conseguidas durante el segundo trimestre de 2008 han sido de más de 830.000.000 euros, frente a los 485.000.000 euros que sufrió de pérdidas el año pasado.

McDonald’s cuenta con más 30.000 restaurantes distribuidos en 119 países, de los que el 80% son propiedad de franquiciados independientes. En España existen más de 350 locales, con un número muy elevado de franquicias que supera los 270.

En el caso de la red de restaurantes de comida rápida de Burger King, que cuenta con 11.500 restaurantes en 72 países, tiene unas cifras de beneficios que superan en un 28% más a su último ejercicio fiscal.

Estos buenos resultados se deben, en parte, a que la enseña americana ha estado remodelando sus viejos locales, agregando productos a sus menús y ampliando sus horarios de atención, en una apuesta por dar caza a sus rivales.

La ganancia neta creció a 51 millones de dólares, o 37 centavos de dólar por acción, en el trimestre terminado el 30 de junio, frente a los 36 millones de dólares, o 26 centavos por acción, de igual periodo del año pasado. Además, los ingresos totales de la corporación estadounidense aumentaron un 9 por ciento, a 646 millones de dólares.

Pero la hamburguesa no es la única beneficiada por una mayor demanda de comida rápida.

El número total de pizzerías ascendió en 2007 a 1.020 unidades, sólo cinco más que en 2006. No obstante, la positiva evolución de la facturación media por local permitió que las ventas de este tipo de establecimientos, que se situaron en unos 580 millones de euros en 2007, crecieran un 6,4% en ese mismo año, por encima del 5,8% registrado en 2006.

Telepizza, es una de las redes de franquicia que se está beneficiando de esta situación. Esta red de restaurantes nació en 1987 especializándose en el reparto a domicilio de comida lista para tomar. Opera con una red de tiendas propias y franquiciadas a nivel nacional e internacional, estando presente Portugal, Chile, Polonia, Guatemala y El Salvador. En España existen 559 establecimientos.

Pizza Hut, cuenta con más de 12.500 establecimientos en todo el mundo, repartidos en 87 países. Sus más de 45 años de experiencia, la calidad de sus productos e ingredientes, y sus recetas propias y exclusivas definen y diferencian a la enseña.

Tormo & Asociados

Próximos eventos

Mar 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
Jun 21-22, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara