Cómo seleccionar una franquicia de belleza

Fecha

feb. 04, 2015

Los inversionistas y/o emprendedores que estén interesados en adquirir una franquicia del giro belleza deben considerar cuatro factores fundamentales para su selección, lo que se traducirá en una exitosa inversión, señala la consultoría Franquicia tu Negocio.

Gabriela Zavala Bojórquez, directora de la firma consultora, explica que las personas que busquen ser dueños de una franquicia de belleza deben asegurarse de que ésta cuente con productos o servicios diferenciados, tenga el nivel de calidad que refleja la marca y realice las estrategias adecuadas para el posicionamiento de la misma.

 Asimismo, recibir una sólida capacitación, antes, durante y después de la apertura del punto de venta, debido a lo importante que resulta en este giro comercial mantenerse actualizado para cubrir las necesidades actuales del mercado.

"Es importante que la marca que seleccionemos se renueve o se esté actualizando constantemente de acuerdo a las tendencias de la moda", dice.

El perfil adecuado: como en toda franquicia, lo primero que debemos verificar es contar con el perfil correcto para el tipo de negocio, ya que esta es una de las claves de éxito. 

Comparar entre varias opciones: también revisar que las opciones que son de nuestro agrado sean franquicias que estén bien estructuradas, es decir, que cuenten con una Circular de Oferta de Franquicia (COF), un contrato y manuales, entre otros.

Operación rentable: necesitamos comprobar que estos negocios operen con rentabilidad, es decir, que existan físicamente y que sus márgenes de operación sean rentables.

"En muchas ocasiones sucede que encontramos franquicias que están diseñadas en papel, es decir, no existe una operación real de lo que se quiere vender", dice Zavala Bojórquez.

Trayectoria en el mercado: además corroborar que las marcas cuenten con prestigio y trayectoria en su mercado.

Asimismo, la consultora destaca la importancia de estudiar el mercado meta al que está dirigido la franquicia de interés y descubrir el potencial que tendría en la localidad donde se va a instalar, así como la competencia existe.

También investigar las metodología y técnicas que se usan en la franquicia.

"Hoy en día la tecnología avanza rápidamente y es importante mantenerse actualizado o vigente en el negocio. Lo recomendable es no entrar en un negocio que ya está pasando de moda o que está utilizando técnicas obsoletas", apunta.

En este sentido, existen franquicias de belleza que cuentan o están integradas a escuelas de capacitación que generan personal con la misma filosofía del negocio, como el Centro Cosmético de Occidente o las Estéticas L'occoco, lo que "hace fácil la vida al franquiciatario", señala Zavala Bojórquez.

Además, la franquicia tiene que estar en una ubicación accesible, cómoda para la clientela y las instalaciones deben ser adecuadas para los servicios que ofrece en tamaño y distribución.

Y algo que debe tomar en cuenta el inversionista y/o emprendedor es que el franquiciante va a evaluar su perfil desde la solicitud y "puede llegar incluso a la aplicación de pruebas psicométricas", también su solvencia económica y la ubicación adecuada del local, agrega la consultora.

Fuente: Gabriela Cabrera - Notifranquicias notifranquicias