Boca del río, una tradición bien organizada.

Fecha

feb. 04, 2015

Antes de que el restaurante estuviera en el número 42, de la Rivera de San Cosme, el negocio fundado por Paulino Castillo tuvo un accidentado inició al pasar frecuentemente de un lugar a otro.


Fue el año 1941 cuando Paulino Castillo comenzó con tres puestos ambulantes en la colonia Peralvillo, el negocio prosperó y poco tiempo después se trasladó a un local en la Glorieta del mismo nombre.


De este lugar fueron retirados él y otros comerciantes por órdenes del entonces regente de la Ciudad, Ernesto P. Uruchurtu.

“Por este motivo un amigo de mi padre le ayudó rentándole un pequeño local en el que comenzó una ostionería y nevería que acondicionó con unas pequeñas mesas y una barra”, recordó Alfredo Castillo hijo de Paulino Castillo y actual director de franquicias.


El último cambio que sufrió el negocio familiar fue en 1968, cuando se expropiaron nueve metros del frente de los locales, por lo que Paulino Castillo, para no perder espacio compró los terrenos traseros del local y construyó en ellos el actual local de Boca de Río.
A partir de ese momento el restaurante se convirtió en un referente para los vecinos del lugar y de colonias aledañas, quienes iban comer ceviches, mariscos y ostiones. El vuelve a la vida y la campechana que es un plato de camarón de pacotilla y ostión son los platos que tienen la mayor venta en la historia del restaurante.


“Desde un principio el negocio de mi padre se distinguió por el buen sazón de los platillos de la mar, la selección cuidadosa de los ingredientes que conformaron los platillos y eso fue lo que nos dio el éxito”, recordó el entrevistado.

La reinvención


En 1992 el negocio parecía ser próspero y comenzaban a diversificar las líneas de negocio, en ese momento se tenía una planta procesadora de mariscos y camarón en Guaymas Sonora, en la que maquilaban Ocean Garden, Meridian pero por ciertos problemas se dejó la operación.


Aunado a lo anterior Alfredo Castillo notó que había un mercado al que no habían llegado totalmente, el de los jóvenes, y que sin duda es el medio para mantener el éxito del restaurante, por lo cual se determinó que se tenía que mantener el nombre del restaurante en las nuevas generaciones y decidimos hacerlo a través de las franquicias.


Para lograrlo comenzaron a trabajar junto con la Consultoría Feher & Feher, y apoyados por El Programa Nacional de Franquicias (PNF)en la elaboración del modelo de la franquicia Boca del Río.

“Lo que ha representado un gran esfuerzo y compromiso para todos, desde la familia hasta el personal”, enfatizó el entrevistado.


Los cambios para lograr el objetivo se realizaron en el menú del restaurante, introduciendo variedades de pescado como el salmón que actualmente tiene demanda entre los jóvenes.

Durante 45 años boca del rio fue coctelería, también manejábamos ceviches, a partir del diseño de la franquicia introdujimos los platillos calientes y todos los cocteles los hemos dejado en la nueva carta.


En cuanto a la imagen se ha cambiado desde la apariencia del lugar para hacerlo dinámico usando olas, se han diseñado nuevos uniformes y se han instalado pantallas planas para transmitir eventos deportivos.


Además de lo anterior se realizaron tres modelos de franquicias, dos de restaurantes, uno para 250 comensales, el segundo concepto es para 180 comensales.


El ticket promedio estimado en estos restaurantes es de hasta 240 pesos por persona, con un promedio de 200 clientes en promedio, siendo los fines de semana los mejores días que tenemos, en el negocio.

“Un nuevo concepto que estamos ofreciendo es el de Boca del Río Express el cual funciona como un corner food en los centros comerciales y tiene servicio a domicilio”, explicó el entrevistado.


Los resultados del trabajo de esta empresa familiar ya han dado sus primeros frutos, con la próxima apertura de la primera unidad de la franquicia en la colonia Polanco.


Para el siguiente año se estarían programando la apertura de tres a cuatro unidades en el Distrito Federal, con lo que en cinco años su menta es llegar a tener entre 15 o 18 unidades, mientras que en concepto de boca de río express se considera puedan aperturar 50 sucursales.


“Tenemos propuestas de inversionistas en el estado de Puebla, Querétaro, Nuevo León, Jalisco, en las principales ciudades de estos estados se puede tener una franquicia o dos unidades” dijo Alfredo Castillo.

Comunidad Pyme/El-Empresario.

 

Próximos eventos

mar. 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
jun. 20-21, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara