”Atendemos 500 familias y más de 600 niños”: José Luis García Aymerich

Fecha

feb. 04, 2015

Considerando su gusto y la práctica por el futbol desde niño, José Luis García Aymerich decidió en conjunto con un compañero del Tecnológico de Monterrey, (donde integraban el equipo deportivo), emprender un proyecto basado en la pasión que él sentía por este deporte, y la necesidad no cubierta por el mercado de proporcionar un entrenamiento que más que futbol, promoviera entre niños y niñas valores la formación del carácter aplicados al deporte.

Comienza como un curso de verano y con una mínima inversión, Forma Soccer logró inscribir a 150 niños en su primera edición.

Trece años después, esta empresa ya es marca registrada y cuenta además con un sistema de trabajo fundamentado en manuales de operación teniendo en mente un proyecto más, franquiciar a todo el país.

¿Cómo enfocó su espíritu emprendedor hacia el desarrollo de esta empresa?

Desde muy chico practicaba el futbol en la cuadra en la colonia Ampliación Los Ángeles, aprovechando que mi hermano mayor tenía sus porterías.

Ya en el Tecnológico de Monterrey, jugué por varios años.

Dentro de mi perfil como emprendedor, empecé este concepto con el interés del desarrollo de los niños y jóvenes promoviendo valores como responsabilidad, disciplina y lealtad.

¿Cómo fue éste proceso para integrar un equipo como Forma Soccer?

No ha sido fácil.

Como cualquier empresa, ésta se diferencía de la competencia de cursos de verano entendiendo que su objetivo es entretener a los niños durante el periodo vacacional de julio y agosto de las escuelas; nosotros formamos este equipo con gente totalmente capacitada.

Prueba de ello son los 13 años que corroboran el buen trabajo que se ha realizado.

Atendemos alrededor de 500 familias, entre nuestro curso de verano y el club sabatino de futbol, todos ellos trabajan para ser mejores.

¿Cuántas personas forman parte del equipo de trabajo en Forma Soccer?

Son aproximadamente entre 40 y 50 adultos que participan en el curso de verano.

Hay un adulto por cada siete niños en el curso.

Tenemos diferentes puestos en la empresa:

Está el área de instructores, que es el personal que enseña futbol, con estudios avalados por la Federación Mexicana de Futbol.

Los entrenadores o monitores, que son los que acompañan a un grupo de no más de 12 niños.

Además está el equipo de utilería de cuatro personas, que verifica los espacios en que desarrollan las clínicas de futbol.

Tenemos un coordinador deportivo, operativo, personal administrativo.

¿Cuáles fueron las condicionantes que determinaron la necesidad de la creación de esta empresa?

Identificamos ésta necesidad y un importante nicho de mercado durante el verano.

No existía un curso de verano con altos estándares de servicio y calidad, no sólo para nuestros clientes directos que son los niños, sino para los padres de familia, todo un concepto integral que identificamos que lo necesitaba la gente; por eso decidimos emprender el negocio.

Tal fue el resultado que con muy poca publicidad y algunos trípticos distribuidos en escuelas y la comunicación informal, nos llevó a tener 120 niños en nuestro primer año de operación; en el segundo año 220 niños.

En este momento el número se ha triplicado.

¿Esto refleja un proceso de profesionalización de los cursos?

Se da en cada una de las actividades del día, no sólo

Próximos eventos

Mar 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
Jun 21-22, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara