Las franquicias en el nuevo verano mexicano

Los nuevos protocolos de servicio, después de tantos días en confinamiento, nos obligan a aprender cómo ofrecer un servicio a nuestros clientes de igual o mejor calidad sin descuidar los elementos de biosanidad que este momento nos exige. Los nuevos protocolos de servicio, después de tantos días en confinamiento, nos obligan a aprender cómo ofrecer un servicio a nuestros clientes de igual o mejor calidad sin descuidar los elementos de biosanidad que este momento nos exige.

Generalmente, desde que tengo uso de razón, pensar en el verano era pensar en vacaciones, playa, fiesta, familia o amigos, relax y buenos momentos. Este año parece que será la excepción. Estamos en pleno cambio de semáforos de rojo a naranja y amarillo en todo el país; es decir, en el arranque a toda velocidad del regreso de las franquicias al trabajo arduo y productivo.

Los nuevos protocolos de servicio, después de tantos días en confinamiento, nos obligan a aprender cómo ofrecer un servicio a nuestros clientes de igual o mejor calidad sin descuidar los elementos de biosanidad que este momento nos exige. Tendremos que ser eficientes y eficaces al máximo para, de esta forma, mantenernos en el mercado, regresar con certeza a nuestros negocios, conservar nuestra planta productiva y, en cuanto entendamos esta nueva forma de hacer negocios, preparar de nuevo el embate de la expansión de nuestras franquicias.

Es un hecho que estamos haciendo el control de daños, estamos viendo si alguna sucursal o franquicia de plano tuvo que cerrar y estamos pensando qué haremos con ella, con sus activos o con su personal; estamos evaluando algunos cambios de ubicación y, claro, consolidando nuestras estrategias digitales, tanto de la tienda en línea como de la entrega a domicilio.

La sana distancia, término que hemos aprendido rápidamente, nos obliga a lograr una productividad mucho mayor que la acostumbrada: donde antes entraban 100, ahora entrarán 50 o menos, en diferentes momentos, sin aglomerarse, bajando el riesgo de contagio, porque eso sí, no queremos que nadie se contagie en nuestras franquicias.

Sigamos entonces los casos de éxito de nuestras franquicias que, como Wings ArmyMaxCALUFEBenedetti´sTexas RibsMy Robot TimeMora Azul¡Qué Milanesas!Prestocash y muchas otras, han aprendido a trabajar con estos nuevos protocolos, cuidando primero a su propio equipo de colaboradores, y, a su vez, preparando una experiencia mágica y sólida para sus clientes, que se suman por miles.

Nosotros como firma nos hemos dado a la tarea de preparar talleres casi al costo para todos nuestros clientes, aliados y amigos, enfocados a un regreso claro y de muy bajo riesgo. ‘Regresa con Certeza (Verifícate)’ ha sido el reto con enfoque al sector de alimentos y bebidas, al de salud y belleza, al de retail, al de servicios… con el claro objetivo de que no falte nada a los puntos de venta y que vivan la experiencia de consumo habitual libre de riesgos de contagio de COVID-19 y cubriendo por mucho las normas establecidas por las diversas instituciones gubernamentales, tales como IMSSSTPS, organismos estatales y municipales, entre otros.

También por supuesto liberamos el taller ‘Do it, implementa’; utilizando nuestros 25 años de experiencia diseñamos un cuestionario situacional tan robusto que nos da los cinco elementos de mayor impacto en las operaciones necesarias para salir adelante en estos momentos.

Ambos talleres tienen por supuesto la versión de consultoría directa en sitio para franquicias y negocios, desde una hasta 100 o más sucursales sin mayor problema. Saben que nuestro papel y parte de nuestro amor y pasión es fomentar un sector de franquicias pujante y echado para adelante, como lo hemos demostrado en muchos años de éxito que tiene este modelo en nuestro país.

Vemos un México dividido por el momento político, social y económico; sin embargo, luchamos todos los días por un sector franquicias unido, en comunidad, en un México inquebrantable donde sus franquiciantesfranquiciatariosconsultores y proveedores demos ejemplo de unidad, de quitar el famoso “cangrejismo” que caracteriza a muchos otros sectores de nuestro país, donde al que tiene las ideas lo “jalan” para que no las aplique y donde, entonces, nadie hace nada.

Eso no lo queremos en las franquicias y, dejando de lado protagonismos que no llevan a nada, saldremos de esta con un sector muy fortalecido y listo para un regreso espectacular durante los siguientes meses. Muy probablemente no habrá vacaciones, ni sol, ni arena ni mucha diversión, pero sí habrá mucho trabajo, por eso este es sin duda EL VERANO DE LAS FRANQUICIAS.