Compartir, aliarse y generar estrategias conjuntas de ventas, una fortaleza de las franquicias

Las franquicias han pasado momentos muy complicados, como todos los negocios, en el último año. La pandemia sin embargo nos ha dejado en el sector una cuestión significativa, que además se ha convertido en un aspecto de cohesión y fuerza.

Me refiero directamente a las alianzas, al saber compartir, al saber hacer equipo con otros franquiciantes, con nosotros como sus consultores, con sus proveedores en general con el fin de sortear mejor el momento tan complejo por el que hemos pasado.

Nos hemos podido percatar cómo marcas que antes hubiera sido muy complicado juntar en una venta cruzada o en una promoción conjunta, hoy lo hacen ya como un tema natural, como una estrategia más de área de mercadotecnia y que, por supuesto, se ha convertido en otro valor fundamental de las franquicias.

Hemos logrado en todos estos meses fortalecernos como comunidad, como empresas que necesitamos unas de otras para poder mover la economía y que, al darnos cuenta que es más lo que nos une que lo que nos separa, las relaciones de interdependencia han sido exponenciales.

Sabemos perfectamente que el modelo de franquicia es un modelo que te exige compartir. El franquiciante -dueño del marca- debe compartir el saber hacer de su negocio, pero también el franquiciatario -el que adquiere los derechos de esa franquicia- debe compartir las contraprestaciones, entre las que destacan la cuota inicial de franquicia y las regalías. Lo que no sabíamos era que podíamos compartir y apoyarnos mucho más allá; que podíamos hacerlo con otras marcas, incluso con algunas que pudieran ser nuestra competencia en el día a día, pero que rebotan con otras marcas sus ideas, sus estrategias y hasta se apoyan para que los clientes visiten una u otra como parte de las Franquicias México en Comunidad.

Han sido muchos y muy diversos los aprendizajes en estos tiempos, pero sin duda uno de los más importantes ha sido poder tener un grupo fortalecido, un grupo con mayor visión y, ante la falta a veces de espacio para uno solo, de mayor unión para lograr así resultados que no se esperaban.

Aún nos falta un buen trecho por recorrer, aún necesitamos que más personas estén vacunadas para que la economía de nuestro país se mueva de nuevo y ahora tiene que hacerlo a una gran velocidad, pero, como en otras muchas ocasiones, las franquicias como sector hemos demostrado que estamos hechas para sacar lo mejor de cada una y ponerlo sobre la mesa para beneficio de todos, algo que hace mucha falta en muchos otros sectores de nuestro país, que se ve muy vapuleado por otras partes.

Héctor Alcázar es CEO de Alcázar & Compañía, una de las consultorías especializadas en franquicias con más trayectoria y prestigio de México.