TIC en la educación: ¿son el presente o el futuro?

Como parte de los objetivos para el alcance del desarrollo sostenible, la ONU lista el alcance de educación de calidad como el número 4. Específicamente dice: garantizar educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. ¿La tecnología hará posible el alcance de este objetivo? ¡Leamos un poco más acerca de su impacto en la educación!

La tecnología llegó, no solo para revolucionar la forma en la que nos comunicamos como sociedad, sino también la forma en la que accedemos a la información, la creamos e incluso compartimos. Este cambio, ha tenido un efecto particular en los niños y jóvenes, ya que se ha observado un aumento de la educación informal. Este tipo de educación es aquella que se da cuando al surgir una duda, se consulta de manera inmediata el internet, por lo que es posible aprender de videos, documentales, páginas web, entre otros, ocasionando que se adquiera mayor conocimiento fuera de las aulas de clase. Es por ello que se propone el uso de estas herramientas tecnológicas para mejorar el proceso enseñanza-aprendizaje dentro del aula. ¿Cuál es el resultado de esto?

Es así como surge el término TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), este define al conjunto de herramientas o recursos electrónicos que permiten procesar, almacenar, sintetizar, recuperar o presentar información. Los dispositivos electrónicos móviles (laptops, tablets, smartphones) juegan un papel fundamental en estas tecnologías, ya que te permiten acceder a:

  1. Medios de expresión: vídeos (Youtube, Vimeo), conferencias (Zoom, Teams, Google Meet).
  2. Fuentes de información y recursos: buscadores (Google Chrome, Mozilla Firefox), documentos en la nube (iCloud, Google Drive, Dropbox)
  3. Canales de comunicación: correo electrónico (Outlook, Hotmail, Gmail), mensajería instantánea (WhatsApp, Workplace, FB Messenger), redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram)
  4. Instrumentos cognitivos: plataformas virtuales (Moodle)
  5. Instrumentos de evaluación: Evaluaciones en línea (SurveyMonkey, Google Forms)
  6. Instrumentos para procesar información: creación de documentos (Microsoft Office, Google Docs)

La implementación de estas herramientas ha ocasionado un cambio de roles tanto en el alumno como en el profesor; la forma en la que se brinda la educación ha cambiado de un modo tradicional a uno moderno. A continuación se presentan algunos de los principales cambios que enfrenta la educación tradicional contra la educación moderna que hace uso de TIC:

Para el profesor

Antes Ahora
Clase magistral (monólogo) Rol de guía y mentor
Barrera de comunicación grande o medios no usados en la actualidad. Mejora en la comunicación con el alumno por medios cómodos para ellos
Evaluaciones rigurosas Uso de amplia variedad de herramientas
Clases basadas en memorización Clases participativas e interactivas
Planeaciones inflexibles Planeaciones flexibles
Falta de actualización en herramientas Se requiere actualización continua

Para el alumno

Antes Ahora
Poca participación en clase Protagonista de la clase
Proporciona conocimiento Adquiere conocimiento de manera autónoma
Desmotivado Aumento en la motivación
Trabajos individualizados Proyectos basados en colaboración

A pesar de las numerosas ventajas que se reportan del uso de las TIC en el aula, con ellas vienen ciertos retos como los siguientes:

  • Los profesores requieren de constante actualización en las herramientas disponibles para ofrecer a sus alumnos. Este punto es muy importante ya que ellos son quienes pueden limitar o ampliar el uso de las herramientas en clase. Además, es indispensable que conozcan el contexto en el cual fueron creadas para usarlas adecuadamente y alcanzar los objetivos propuestos en la clase.
  • Los alumnos, a través del uso de TIC y de la guía de los profesores, deben aprender a discernir de la información falsa e incompleta que pueda comprometer el conocimiento.
  • De ser usadas de manera incorrecta, las TIC podrían dar pie a distracciones.

Al hacer uso de las TIC, se debe tener presente que esto no se traduce automáticamente en una mejora del 100% en la educación, ya que el proceso aprendizaje-enseñanza también depende de la metodología y estrategia que se lleve a cabo, la preparación del docente, la accesibilidad a los recursos tecnológicos y el constante recordatorio de que la educación siempre debe ser el centro del aula.