El T-MEC y las franquicias

HÉCTOR ALCÁZAR.  CEO de Grupo Alcázar & Compañía.

El T-MEC será un catalizador a nivel macro de las inversiones que tanto le urgen a nuestro país. Será una forma de mover la economía, de fortalecer a las franquicias y de crear nuevas franquicias por todo México. El T-MEC será un catalizador a nivel macro de las inversiones que tanto le urgen a nuestro país. Será una forma de mover la economía, de fortalecer a las franquicias y de crear nuevas franquicias por todo México.

Estamos terminando una época, de 1994 a 2020, del famoso NAFTA o Tratado de Libre Comercio de América del Norte e iniciando la etapa del nuevo T-MEC, el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

Fue en 1994 cuando se formalizó el modelo de franquicia en México y, curiosamente, ese fue el año del inicio de operaciones de lo que hoy es nuestra firma Alcázar & Compañía. Fue también cuando ocurrió el famoso “error de diciembre” con el conocido “efecto tequila”, lo que provocó que, en plena formalización del modelo, varias cadenas -sobre todo extranjeras- cerraran sus operaciones en México. Nuestro país entró a competir ahora sí al tú por tú con el mercado de mayor consumo, pero también el más competido del planeta, los Estados Unidos de América.

México, aunque ya había tenido sus primeras experiencias en libre comercio, aún estaba casi cerrado al mundo. Pocos años antes había llegado la franquicia de hamburguesas más grande del mundo, con filas para entrar a sus dos primeros locales de la Ciudad de México. Esta competencia que empezó a llegar con fuerza, tecnología y capital, nos movió fuertemente y nos puso a trabajar de manera rápida y profunda en calidad y calidez.

Imagínense que están en una isla desierta con diez personas del sexo contrario, cero competencia y de pronto llega una lancha con diez personas de tu mismo sexo a competir… ¡Exacto! Tuvimos que hacer muchas cosas para no perder nuestro propio mercado y ese mismo impulso nos enseñó además a competir por nuevos mercados.

Hubo empresas que no sobrevivieron, pero las que sí, salieron fortalecidas. Como consecuencia, hay compañías mexicanas muy exitosas hoy en todo el mundo, incluso varias que han sido compradas por su competencia para hacerse más poderosas en los diversos mercados en los que participan.

Para las franquicias no ha sido algo distinto. Al inicio del modelo, las principales marcas de franquicia en México eran extranjeras en un 90 por ciento. Apenas un 10 por ciento estaba conformado por marcas mexicanas. En este 2020, que reitero no era desde el inicio ya un buen año (nadie tenía en su análisis FODA una pandemia como parte de las amenazas), más el 85 por ciento de las marcas que operan como franquicia en nuestro país son mexicanas.

ES TIEMPO DE TRABAJAR EN EQUIPO

Este último dato me hace aseverar que el T-MEC será un catalizador a nivel macro de las inversiones que tanto le urgen a nuestro país -siempre y cuando no haya trabas a nivel federal-, y, por consiguiente, será una forma de que se mueva la economía, haya recursos para invertir, se fortalezcan las franquicias ya existentes y se creen varios centenares de nuevas franquicias por todo México.

Mi deseo, como el de muchos, es que este dinamismo se empiece a reflejar en el último trimestre del año, ya con un aprendizaje importante sobre las medidas de sanidad que necesitamos para seguir conviviendo y haciendo negocios, y que en el 2021 haya un despegue de nuevo de nuestro sector.

En el marco del movimiento #FranquiciasporunMéxicoInquebrantable y otros movimientos que se han dado en diversas partes del país para apoyar los diversos giros de franquicias, debemos velar para tener un #RegrezaConCerteza de manera ordenada, cuidando a nuestros clientes y colaboradores. Nos dará más competencias en nuestras marcas y en nuestra gente para mantener nuestro mercado actual y dar los siguientes pasos para competir por lo nuevos mercados.

Las diez personas de tu mismo sexo que acaban de llegar a competir, ahora vienen más preparadas si cabe, con mejor condición física, así que no nos podemos quedar atrás. Si no sabes por dónde empezar o estás atorado, recuerda que estamos #ContigoEnCadaMomento, no es tiempo de una o un solo héroe, es tiempo de trabajar en equipo como una gran comunidad.