UN CASO MÁS DE ÉXITO en FRANQUICIAS DE ALTO CONSUMO (FAC)

Fecha: JUL 21st, 2014

Tema: Entrevista con las Franquicias

El modelo de Franquicias que ofrece FAC, es “todo a un mismo precio”, sabemos que tiene todas las condiciones para que un emprendedor entusiasta que se ajusta a lo aprendido en el entrenamiento que se le proporciona, tiene grandes posibilidades de éxito con su propio negocio. No obstante, no dejamos de sorprendernos ante el impulso que muchos inversores ponen en su negocio, bajando la media en el tiempo en que progresan muy sostenidamente. Repetimos una vez más, que conocemos el potencial del negocio, pero con eso también sabemos que no basta para el éxito de una gestión. Podemos decir que el éxito es seguro, siempre y cuando se cumpla estrictamente con el know how desarrollado y transmitido, y poniendo el esfuerzo necesario para estar en el día a día en todos los detalles, y previendo cualquier dificultad que nunca deja de presentarse. Los éxitos no son milagros. Parten de una base sólida, pero se necesita estar en cada detalle y poner todo el amor necesario para el logro de triunfo. Y es más, tampoco basta con llegar, lo que es difícil, es mantenerse, es la constancia permanente de adaptarse a los vaivenes que muchas veces presenta el mercado y la economía en general.

La satisfacción que nos da conocer en detalle el desempeño de muchos franquiciados, nos inspira y esperamos que lo haga con quienes están en dudas de emprender su propio camino en los negocios, pero no solos; siempre con el respaldo incondicional de Franquicias de Alto Consumo.

Esta tarea de seguimiento nos ha llevado a esta nueva historia de éxito de los hermanos Ariel y Oscar Cuevas que juntos abrieron su franquicia Barañas en Cozumel, Quintana Roo, en junio del año pasado. Estos hermanos son un claro ejemplo de que con nuestro formato de negocio, basta con armarte de valor para empezar algo nuevo y convertirlo en un negocio exitoso.

Ambos hermanos contaban con el potencial necesario, habiendo trabajado en diferentes empresas, pero un día, Ariel pensó que era hora de intentar algo por su cuenta, que fuera suyo y que pudiera dedicarle todo el esfuerzo que estaba acostumbrado a poner en cada tarea que enfrentaba.

Conversando con su hermano Oscar, coincidieron en tratar de abrir nuevos caminos y comenzaron a investigar acerca de las ventajas y desventajas que ofrecían las distintas franquicias en el mercado. Finalmente, se decidieron apostar por invertir en Barañas, (una tienda de todo a un mismo precio) y así comenzaron lo que hoy es una historia de éxito.

Cada franquiciatario vive distintas experiencias todos los días a lo largo y ancho del país. Ariel comenta que una de las cosas que disfruta es que los clientes permanezcan en sus tiendas, aunque no concreten ninguna compra, porque eso enriquece el contacto con ellos, por sus preguntas y lo alienta a continuar en el esfuerzo, porque le demuestra que tal como están exhibidos sus productos, genera interés por parte del público, que la experiencia le ha enseñado que en algún momento vuelven directamente a comprar algo de lo que estuvieron viendo en un clima apacible y sin presión.

Todos los días tienen desafíos y es importante ir resolviéndolos de a uno, de acuerdo a la importancia de los mismos. Ellos nos relataban por ejemplo, acerca de la controversia que existía entre ellos para darle solución a los tiempos de reaprovisionamiento que tenían, debido a la distancia que los separa del lugar de donde reciben la mercadería. A fin de poder solucionar el problema, antes que se convirtiera en un punto de discordancia entre los hermanos, llegaron al acuerdo de comenzar a efectuar pedidos más grandes, sobre todo de aquellos artículos que tenían mayor salida por ventas, y eso hizo que pudieran ahorrar en traslado y trabajar más serenamente, antes que se convirtiera en un punto de desacuerdo. Todos los días existe una distinta mirada sobre temas que surgen, pero el diálogo y el pensar mancomunadamente hace las cosas más fáciles. De tal modo es, que con pequeños ajustes a diario se va fortaleciendo una estrategia de negocios que desarrolla un sistema superador.

Los hermanos Cuevas, están siempre proponiéndose nuevas metas, por lo que compartimos lo declarado por ellos en sus propias palabras: “Queremos seguir creciendo con algunas sucursales. Nos encanta como la gente va a la caja y cuando paga sus productos, aunque que ya conocen el precio, ponen una cara de < ¡WOW, que económico me sale comprar aquí!>. Nuestra meta es seguir ofreciendo esta variedad y seguir luchando con los pequeños obstáculos, eso alimenta nuestra experiencia. Para nosotros no hay nada más rico que el disfrutar resolver una situación de la mejor manera”.

Por lo que vemos, sus metas se van cumpliendo, ya que Ariel y Oscar acaban de abrir su segunda tienda en julio de este año, y sabemos que seguirán logrando el mayor de los éxitos, basándonos en el esfuerzo que ponen todos los días.

Por último, estos exitosos emprendedores nos dejaron una última e íntima confesión; ellos cuando comenzaron tuvieron miedo por la incertidumbre de emprender caminos nuevos, pero recordaron el dicho “ El que no arriesga, no gana” y recomiendan a todos aquellos que tengan el sueño de iniciar su propio negocio que confíen en ellos mismos porque realmente, solo es cuestión de esforzarse… sobre todo cuando se tiene el apoyo de una Compañía que puede demostrar sus resultados como las Franquicias de Alto Consumo.