NADIE FRENA A WALL STREET

Fecha: OCT 9th, 2006

Tema: Notifranquicias

Untitled Document
 
Nada frena a Wall-Street

Los ADR siguen siendo la herramienta favorita de los corporativos mexicanos para captar inversión extranjera. Ya superaron los 55,000 mdd.


autor: José Fernández Ramos
foto: Corbis

Con todo y agitación política y cifras que cuadran en lo macroeconómico, pero que denotan crisis en otros indicadores, el apetito de los inversionistas foráneos por papel mexicano no cesa. De hecho, los American Depositary Receipts (ADR) siguen estando entre los instrumentos preferidos. Son un mecanismo sencillo, accesible y seguro.

Hacia el primer trimestre del año, las 58 empresas mexicanas que mantienen ADR en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE), en el índice NASDAQ (sólo América Móvil y Telmex) y en el American Stock Exchange (AMEX) lograron un nivel de capitalización de 55,000 MDD, siguiendo una tendencia al alza. Entre marzo de 2005 y marzo de 2006, la capitalización aumentó 22,000 MDD.

Aunque la competencia por inversiones se ha incrementado en los mercados emergentes, América Latina despierta interés por su crecimiento y la relativa estabilidad macroeconómica alcanzada en los últimos años. Brasil es el favorito de la región, pero México le sigue de cerca, con algunas de las acciones más jugosas, como América Móvil, Cemex o Televisa. La demanda por estos instrumentos ha ocasionado que las corredurías estén ampliando la cobertura de empresas, la cantidad de analistas que dedican a seguirlas y la apertura de oficinas locales para contar con una mejor perspectiva de cada mercado.

En abril, por ejemplo, JP Morgan Chase abrió una oficina en México para tener un mejor pulso de la situación y servir mejor a sus clientes.

“Para los inversionistas que quieren invertir en acciones mexicanas el ADR es un vehículo muy sencillo”, dice Yxa Bazán, vicepresidenta de JP Morgan y directora del programa de ADR del continente americano.