Vellísimo, Interlingua y Jumping Clay revelan las claves para elegir al franquiciatario idóneo

Fecha: NOV 4th, 2013

Tema: Notifranquicias

Directivos de Vellísimo, Interlingua y Jumping Clay coincidieron en afirmar que la elección del futuro franquiciatario es el factor más importante en el proceso de expansión de una marca, lo que requiere de herramientas efectivas que ayuden con una mejor selección.

Pablo Rossi, director de franquicias de Vellísimo Center, la cadena española de clínicas de belleza, refirió que al principio el corporativo se vio en la necesidad de regular la comunicación ante el acelerado crecimiento que experimentó en su proceso de expansión internacional que arrancó en México donde el primer año estimaba colocar 10 unidades, pero fueron 100.

"No somos nada gurús en el proceso de venta. Contamos con principios que son inamovibles, pero también somos muy receptivos. Al final acabamos teniendo un proceso con determinados pasos y características, y cuando le planteas que debe firmar un manifiesto de intenciones y hacer un primer depósito, empiezan a surgir señales que te indican que no es el prospecto idóneo", explicó el directivo a graduados del Diplomado en Franquicias de Alto Rendimiento de la Universidad Anáhuac del Sur, patrocinado por la Sofom Finmex.

Se trata de un documento "muy bien estudiado y redactado" que permite advertir cuando la persona no cuenta con el perfil del franquiciatario idóneo. Asimismo, desde el inicio de la comercialización, cuando el candidato comienza a hacer preguntas que son de franquiciante  y no de franquiciatario, apuntó.

En este sentido, consideró que la clave está en identificar la realidad de cómo quiere vivir la franquicia, más allá de que le guste "porque este negocio requiere que dé la cara por él en el día a día".

Vellísimo cuenta actualmente con 400 puntos de venta a nivel internacional, de los cuales 200 están en México.

Por su parte Diego Cervantes, director general de Interlingua, firma dedicada a la enseñanza del idioma inglés, destacó que los aspectos más difíciles para encontrar el perfil adecuado son comprobar un monto de inversión de cuatro millones de pesos y dominar el idioma extranjero.

"Para controlar la calidad de la enseñanza, desarrollamos una metodología con los diferentes niveles de aprendizaje y los evaluamos con un tercero ajeno que es ETS (Educational Testing Service), que aplica los exámenes TOEIC y TOEFEL, y el franquiciatario tiene que obtener una media de puntos para asegurar la calidad del servicio", dijo el directivo.

En 2005 Interlingua, que contaba con 15 unidades, aperturó su primera franquicia y en ocho años desarrolló una red de 62 escuelas. Actualmente crece a un ritmo de una unidad por mes.

Los directivos coincidieron en que uno de los retos de encontrar al franquiciatario ideal, sobre todo en aquellas firmas que cuentan con grandes redes y multifranquiciados, es mantener una buena relación donde se perciban los beneficios para ambas partes, como un concepto exitoso y hacer que el franquiciatario "obtenga utilidades".

Sarahi Mena, directora de administración de Jumping Clay, un concepto que revolucionó la ciencia, el arte y el entretenimiento para niños y adultos a través de una arcilla, señaló que si bien el soporte y la asistencia son partes fundamentales, el tomar la capacitación, que duran 120 horas, es un buen indicio de un matrimonio exitoso.

"Es una capacitación intensiva en muchos aspectos y nuestra relación hacia ellos está muy enfocada en nuevas actividades temáticas y promociones para sus clientes y eso logra un equilibrio perfecto", agregó.

En un año y medio en México, la marca desarrolló nueve unidades y cinco más están en desarrollo. Para el cierre de este año, estima concluir con 18 y en 2014 duplicarlos.

Fuente: Gabriela Cabrera - Notifranquicias notifranquicias