La crisis impulsa su demanda .

Fecha: NOV 24th, 2008

Tema: Notifranquicias

Documento sin título

El oficio de costurera está más de moda que nunca, sobre todo en tiempos de crisis en los que los consumidores se aprietan el cinturón, reduciendo su gasto en ropa y recurriendo a los tradicionales arreglos y transformaciones de prendas.

Las franquicias del sector han sabido optimizar este oficio tradicional y transformarlo en grandes cadenas, incluso con presencia internacional.

Este repunte lo están notando desde el mes de julio, cuando comenzaron las rebajas, pero los incrementos más notables han llegado después de las vacaciones veraniegas, que ha permitido una media del 5% más de facturación.

Así lo han sentido franquicias como 5áSec que también son una muestra de que aún es un sector por madurar, ya que en otros países tienen una línea de cadenas especializadas y en España este negocio se integra a la red de tintorerías.

Desde la enseña, Paco Portillo, el director de Expansión, confiesa que están planeando algún tipo de campaña publicitaria o de marketing aprovechando el tirón. “Un tirón que nos viene complementado por el aumento del desempleo que es donde nosotros buscaremos inversores”, explica.

Sus planes de expansión pasan por focalizarlos en la confianza del inversor. “Es un negocio que funcionan hasta en tiempos de crisis y queremos ayudar al inversor a través de un acuerdo al que queremos llegar con las líneas ICO”, informó Portillo. 5áSec cuenta con 143 y más de 1.500 en el extranjero.

El mayor problema al que se enfrentan estas cadenas del sector a la hora de buscar emprendedores en estos momentos es la financiación.

Se encuentran con negocios que funcionan, con un mercado por explotar pero la incertidumbre de la crisis financiera está frenando sus planes de expansión, según el director de marketing de la Retoucherie de Manuela, Miguel Ángel Alonso. "Recibimos peticiones para abrir franquicias, pero la expansión en España se está viendo frenada porque no hay financiación bancaria", resume. Es la lógica de la crisis, de la que nadie escapa.

Muchos de estos negocios han unido dos conceptos, el servicio de tintorerías y dentro de estos establecimientos se realizan también arreglos de ropa. En estos casos, las inversiones iniciales son mayores ya que es necesaria una infraestructura más grande. La ventaja es su diversificación y que existen una serie de cadenas con una importante presencia y una imagen de marca muy sólida.

Algunas de estas franquicias tienen una línea con marca propia dentro de su negocio como Pressto con Press Toke, la franquicia de arreglos rápidos de prendas del Grupo Pressto.

Eusebio García, director de Expansión, también coincide en que “la crisis está favoreciendo el consumo de los servicios de reparación o limpieza”. Aprovechando el tirón, la cadena está pensando en realizar algún plan promocional para el año que viene. De momento, “las promociones son cruzadas con Pressto”. La combinación de estos negocios “representa una forma más de rentabilizar el negocio lo que siempre anima a los inversores”, concluye Eusebio García. Pressto cuenta con 286 enseñas en España y casi otras tantas en el resto del mundo.

Con dedicación exclusiva a este negocio de costura es Arreglos & Co., cuya directora de Expansión también ha visto un repunte en el consumo de este tipo de servicios “que ha venido dado también por la coincidencia del cambio de temporada que siempre nos favorece”. En los establecimientos de esta enseña, que ya son 65, se ha visto “un cambio en el tipo de ropa que la clientela trae a las tiendas. Han pasado de ser, en su mayoría arreglos de ropa nueva a transformaciones de prendas antiguas”.

Tormo & Asociados