La tendencia globalizadora en la Franquicia.

Fecha: MAY 12th, 2009

Tema: Notifranquicias

Documento sin título

La globalización encuentra su fundamento en la economía, encontrando su evolución en tres variables principales: el avance tecnológico, la economía y la innovación en la conectividad humana, es decir que al paso que alguna de estas tres variables se modifican, se producen nuevas características de la globalización.

Pero la globalización no se ha quedado sólo como un fenómeno económico. Los negocios han sentido los efectos globalizadores en todos lo sentidos creándose nuevos esquemas de competencia que obligan a las empresas, independientemente de su dimensión, a desarrollar constantemente ventajas competitivas que los hagan posicionarse dentro de cada mercado.

Así siguiendo la tendencia globalizadora en los negocios, hacen su aparición las franquicias generando, como primera característica adoptada de dicha tendencia, la idea de expandir un concepto de negocio a fronteras inimaginables hasta ese momento. De tal forma, actualmente las franquicias se presentan como una consecuencia de la globalización, y al mismo tiempo, como un esquema generador de globalización.

Las consecuencias de la globalización franquiciadora (estilos de vida)

La globalización encuentra su fundamento inicial en la economía, sin embargo, tiene repercusión en factores sociales, culturales y económicos. Así han cambiado las “formas de hacer y vivir” en la sociedad y los mercados actuales a nivel mundial. En el aspecto económico y de mercados, y como mencionábamos con anterioridad, la competitividad se ha convertido en un factor fundamental en la supervivencia de las organizaciones.

Todas ellas deben mirar a su alrededor para conocer a sus principales competidores, crear estrategias e innovar constantemente prospectado a futuro para convertirse en los primeros en ofrecer un mejor producto o servicio para estar presentes en el mercado.

Dentro del esquema de franquicias la competitividad e innovación han sido factores que han ido de la mano con las posibilidades de expansión y posicionamiento de marca que brinda por sí mismo este modelo de negocio. Es así como las franquicias funcionan y se muestran al mundo como empresas globalizadoras que influyen a nivel social y cultural, convirtiéndose en ejemplos palpables de la homogeneización en estilos de vida y consumo.

A nivel social y cultural las franquicias han llevado propuestas de estilo de vida, estándares de calidad y hábitos de consumo, que han modificado las percepciones locales a través del conocimiento de nuevos productos y servicios que transforman la visión de las sociedades.

Claro es el ejemplo alimenticio que ilustra lo anterior, ya que las franquicias han logrado integrar a comunidades impensables alimentos característicos de culturas muy variadas.

Por otro lado en el giro de los servicios, los integrantes de diversos grupos sociales han adoptado estrategias de venta y mercadeo que los posicionen como la primera opción para consumidores de cualquier hemisferio del mundo.

Es así como el modelo de franquicias continuará generando mayores factores globalizadores que determinen tendencias de consumo y preferencias de los individuos, independientemente de factores como su clase social, edad e ideología y al mismo tiempo, generando mayor especialización en la oferta de lo negocios que se acerquen cada vez más a las necesidades específicas de cada tipo de consumidores.

Tormo & Asociados