Las franquicias crecieron en número y facturación en 2011

Fecha: MAR 28th, 2012

Tema: Notifranquicias

Se situó en 26,35 millones de euros, por encima del nivel previo a la crisis, destacando el avance en locales propios

El balance de 2011 es positivo para el sector de la franquicia. Según los datos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), el número de cadenas franquiciadoras aumentó un 13 por 100, hasta un total de 947 enseñas. Estas cadenas aumentaron también su facturación, hasta un total de 26,35 millones de euros, un 6,5 por 100 más que en 2010, y por encima de los niveles previos a la crisis. En lo que se refiere al número de establecimientos operativos, estos aumentaron un 3,2 por 100 anual, hasta un total de 58.279.

Se trata de datos positivos teniendo en cuenta que las dificultades para obtener crédito continúan existiendo, lo que determinó que el segmento que más creciera fueran establecimientos que requerían una inversión inicial de unos 35.000 euros, financiados por particulares, principalmente, con recursos propios.

El incremento en el número de establecimientos operativos tuvo un reflejo en el aumento del número de empleados, que subió un 3,8 por 100, hasta un total de 240.713 personas. Una cifra positiva si se tiene en cuenta que 2011 fue un año de intensa destrucción de empleo, de forma además destacada en el sector comercial. En total, la economía perdió más de 355.000 cotizantes durante el año.

No obstante, cabe hacer algunas maticizaciones. Aunque la facturación recuperó los niveles previos de la crisis, este incremento se concentró, principalmente, en los locales propios. En concreto, los ingresos de los establecimientos gestionados por los dueños de marca crecieron un 13,9 por 100, mientras que los de los comercios franquiciados apenas lo hicieron un 1,5 por 100.

El presidente de la AEF, Xavier Vallhonrat, ha comentado en la presentación del informe que se trata de datos muy positivos en muchos sectores. Sí se observan algunas excepciones a esta tendencia nacional, como perfumería o agencias inmobiliarias, que vivieron un boom en años anteriores. En cambio, otros sectores presentan buenos pronósticos a corto plazo, como la alimentación, en especial el segmento fast food, telecomunicaciones y energías renovables.