Cupcakes, una ‘dulce’ receta de negocios

Fecha: MAR 8th, 2012

Tema: Notifranquicias

Por: Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — En la búsqueda de un empleo que le permitiera trabajar desde casa y combinar tiempos y horarios entre la familia y el desarrollo profesional, Mónica Obregón decidió iniciar un negocio de pasteles para niños.

Durante un viaje a Estados Unidos en el año 2000, conoció la metodología Wilton que fomenta la capacitación en elaboración y decoración de pasteles y cupcakes.

Al principio elaboraba pasteles para las fiestas de sus conocidos, a quienes proponía nuevos diseños de decoración para eventos como fiestas infantiles, bodas, XV años. Ahora, a 12 años de haber iniciado con un proyecto de autoempleo, su empresa Cupcakemania ofrece cursos para nuevas emprendedoras y hasta opciones de franquicias.

"La idea es abrir el conocimiento que hemos adquirido y ayudar a otras mujeres a profesionalizarse en la industria de la repostería, con el tiempo hemos aprendido que sí hay alternativas para combinar la atención a la familia con las ganas de emprender", explica Mónica Obregón.

La tienda Cupcakemanía abrió sus puertas en 2009, pero ahora no sólo se pueden comprar pasteles y panquecillos, también es un laboratorio donde otras mujeres pueden aprender técnicas de repostería.

"No tenemos miedo al auge que ha tenido este tipo de negocios, es cierto que los cupcakes están de moda, pero para que este tipo de productos se mantenga en el gusto del público es necesario que haya innovación, que los pasteles evolucionen con los gustos del mercado", explica.

El negocio de Mónica tiene cuatro distintas fuentes de ingreso: la venta de pasteles, las clases, la venta de material para las nuevas emprendedoras que inician y la modalidad de franquicia.

"Iniciar un negocio desde cero es una tarea que implica inversión y muchas pruebas que suelen implicar fracasos y pérdidas, es un ejercicio muy fuerte de voluntad y el concepto de franquicia ayuda a dar más confianza porque se trata de un modelo probado en el que la inversión ve reducidos los riesgos", señala.

En los próximos cinco años, Mónica espera que Cupcakemanía consolide una red considerable de franquicias, además de que prevé que el ritmo de crecimiento en el número de alumnas (entre 70 y 80 al mes) aumente conforme la gente conozca el concepto.