Las casas de empeño lucran con la pobreza; hasta 250% de interés

Fecha: JAN 10th, 2012

Tema: Notifranquicias

Las familias mexicanas enfrentan sus gastos diarios con empeños. Un sondeo realizado por Prendamex, la empresa privada más grande del país, revela que 60 por ciento de las personas que recurren a estos servicios son mujeres, de las cuales poco más de la mitad son amas de casa.

Roberto Alor, director general de empresa, detalló que el préstamo promedio en el país es de mil 525 pesos por lo que durante la cuesta de enero es utilizado para enfrentar gastos diarios como comida, pasajes o gasolina.

“Esta es una de las temporadas más altas para las empresas prendarias debido a que los mexicanos invirtieron su capital en las fiestas decembrinas”.

En reunión con medios de comunicación, el directivo indicó que otro de los puntos a favor de este sector es que los clientes sólo requieren unos minutos para obtener efectivo. “En menos de cinco minutos una persona presenta su prenda para ser valuada y obtener dinero”.

Estadísticas de la Asociación Nacional de Casas de Empeño (ANACE) revelan que durante esta temporada la demanda de servicios prendarios se incrementa al menos 10 por ciento. Pero asegura que la solicitud de servicios es constante durante todo el año.

De acuerdo con las estimaciones de la casa de empeño privada, el dinero que proporcionan con la garantía de una prenda es utilizado en 29 por ciento para enfrentar problemas de salud, 24 por ciento para pagar colegiaturas, mientras que 24 por ciento para imprevistos.

Actualmente en el país existen más de seis mil casas de empeño, de las cuales 14 por ciento son Prendamex, unidades en las que se atienden a tres millones de beneficiarios cada año.

Las prendas que se reciben en estos negocios son fundamentalmente alhajas de oro, y en algunas unidades, electrodomésticos como televisiones, computadoras, estereos, celulares, lavadoras y automóviles.

Aseguró que los préstamos alcanzan hasta el 85 por ciento del valor de la prenda, dependiendo el plazo, mismo que varía desde una semana hasta tres meses.

“La mayor parte de los préstamos prendarios son de corto plazo. Aproximadamente siete de cada 10 personas recuperan su prenda en garantía en tan sólo dos meses y medio”.


Las casas de empeño informales abusan más

Empeñar en un negocio que no cumple con la normatividad vigente tiene un costo más elevado que hacerlo en una empresa formal. De acuerdo con la Asociación Nacional de Casas de Empeño, dos de cada diez empresas prendarias que operan en el país son informales, las cuales cobran más del doble de tasa de interés que las legales.

Adolfo Vélez, presidente de la organización, aseguró que las marcas certificadas alcanzan tasas de 10 por ciento mensual, mientras que las informales llegan a 25 por ciento.

“Las personas que recurren a este tipo de servicio deben verificar que la empresa en que depositarán sus bienes cumplan los requisitos que marca la ley, como permisos a la vista y contratos formales”.

Se calcula que en el país cerca de 18 millones de personas no tienen acceso a servicios financieros, los cuales constituyen el mercado potencial de las casas de empeño”.

razon.com.mx