Propósitos de Nuevo Año – Mi Franquicia en 2016

Autor: Raúl Robalino [MatchPoint Consulting]

Fecha: FEB 4th, 2016

Tema: Notifranquicias

Por: Raúl Robalino [MatchPoint Consulting] Enero 2016

 

El primero de Enero leí un artículo en el periódico Excelsior de Edith Esquivel que me agrado… en introspectiva me hizo recordar o me hace recordar lo que cualquiera de nosotros – los mortales – vivimos en nuestras vidas. No digo siempre pero de forma muy frecuente ya que no estamos acostumbrados a meditar, analizar, medir, hacer auto-crítica, documentar, fijarnos metas y establecer fechas para cumplirlas o simplemente no sabemos hacia donde vamos ó como llegar a donde deseamos ó realmente no sabemos que queremos.

 

En este artículo se hizo referencia a la película “Alicia en el País de las Maravillas” en la que hay una escena donde Alicia sigue por el camino que hay – por cierto sólo uno – y llega a un punto en donde se divide el camino en otros caminos más y como no sabe cuál tomar le pregunta al Gato de Cheshire:

 

-               “¿Me ayudas en decirme que camino debo tomar para salir de aquí?” Pregunta Alicia.

-               El Gato responde: “Esto depende mucho del lugar a donde quieras llegar”.

-               “No me importa mucho el lugar a donde llegaré” dice Alicia.

-               “Entonces no importa mucho el camino que decidas tomar” comentó el Gato.

-               Alicia añadió como explicación “… bueno… siempre que llegue a alguna parte”.

-               “Ahhh… siempre llegarás a algún lado – si caminas lo suficiente!” aseguró el Gato.

 

Alicia como muchos sabe que tiene que llegar a un lugar pero para ella no tiene importancia ni el lugar ni que camino tomar o que necesitará hacer para llegar a ese lugar – sólo sabe y siente que necesita llegar a cualquier sitio. Hoy en día tenemos una idea generalizada y bastante común hacia donde queremos llegar, pero carecemos de un plan de vida. Un plan para estar realizados y felices de lo que hacemos y de nuestros logros que poco a poco nos hacen llegar al término de ese camino que tomemos.

 

Vemos y escuchamos a nuestros padres y seguimos sus ejemplos de vida – estudiar una carrera, prepararnos para la vida laboral, conseguir un buen empleo, un buen sueldo y como nos planteamos metas financieras para nosotros y nuestra familia nos enfocamos a trabajar al máximo – mientras más mejor ya que esto ayuda a llegar más rápido a nuestras metas financieras verdad? Y por supuesto que el trabajar a mil no coincide con otras prioridades personales – como la familia, hacer deporte, comer bien o saludable, descansar lo suficiente, tener tiempo para uno o nuestros hijos, etc, etc.

 

Y claro con esto en mente buscamos tener dinero o activos – un carro, una casa, gadgets tecnológicos, viajes,  buenas escuelas para nuestros hijos, etc. Sin embargo hay gente que ni sabe porque está trabajando en algo que no le gusta, pero reconoce que lo necesita hacer por todas estas metas económicas que se han fijado – y que posiblemente la mayoría sean superficiales. Nos deja de importar el camino que tomamos para nosotros mismos por tan sólo tener que llegar… a dónde? Es buena pregunta!

 

Así mismo vemos a familiares ó amistades que admiramos, respetamos o incluso envidiamos por lo que han logrado, por lo que tienen ó por el “estatus” que poseen – sea cual fuere el concepto de estatus para cada uno de nosotros y deseamos más y más para estar en la misma posición o incluso rebasarlos. Y hay una verdad – lo que hace feliz a alguien más es muy probable que no te haga feliz a ti. Sea que conozcas a alguien que viajo por el mundo, que se fue a estudiar al extranjero, que está trabajando fuera de México experimentando cosas diferentes, que tenga un puesto ó una actividad más interesante que la tuya, que gane más que tu ó tenga más que uno, ó que esté realmente contento con lo que hace – y por cierto que esto se nota – pero no se ve con frecuencia.

 

De hecho y todos sabemos y lo escuchamos por muchos frentes que hay mucha gente infeliz con lo que hace – o digamos descontenta para no exagerar – y aún así siguen haciéndolo ¿Porqué? Hay que meditarlo. Lo más fácil es ser como Alica - seguir por ese camino – independientemente a donde lleguemos. Lo difícil es el cambio, lo fácil es el confort que sentimos, o más bien será por el miedo al fracaso, el temor de hacer algo diferente, algo retador, algo que realmente nos guste hacer o descubrir nuestra propia capacidad para ser felices pero la incertidumbre si podremos hacerlo.

 

Esto me hace recordar a una escena de la pelicula “Coach Carter” – que me gusta mucho; incluso la usé cuando trabajé como Director en la Constructora Homex para un ejercicio con mi equipo. Se trata de un Coach de basketball en una preparatoria de Estados Unidos que llevó al equipo a ser invictos en casi toda su temporada y logró transformar a los estudiantes. El Coach siempre les preguntaba “Cuál es tu mayor miedo” y nadie supo responder hasta que uno de ellos dijo:

 

“Nuestro mayor temor no es que somos inadecuados, nuestro mayor miedo es que somos poderosos sin medida. Es nuestra vida y no nuestra obscuridad lo que nos hace temer más. El ser pequeño no sirve al mundo – no hay nada bueno en ser pequeños o pasar desapercibidos – sólo para que otros a nuestro alrededor no se sientan inseguros. Todos estamos destinados a brillar como lo hacen los niños. No es sólo para algunos, está en todos nosotros. Y mientras permitimos que nuestra propia luz brille, de manera inconsciente permitimos a otros que hagan lo mismo – ya que nos liberamos de nuestros propios temores. Nuestra presencia automáticamente libera a otros.”

 

La vida es un proceso y un proceso requiere planeación, implementación, medición, análisis, mejora contínua, metas y objetivos de corto, mediano y largo plazo. Si hacemos auto-crítica seguramente pocos tenemos la disciplina para realizar esto día con día, o semana tras semana o mes tras mes. Estadísticamente según un estudio de la Universidad de Harvard – las posibilidades de ser exitoso profesionalmente, personalmente o en términos de emprender son exponencialmente mayores si uno establece metas y objetivos y hace su planeación, la documenta y le da seguimiento.

 

Si te paras en este inicio del año 2016 y meditas acerca de tu pasado y presente… que deducciones tienes? Cuál es tu mayor temor? Qué acciones debes tomar este año, mejor aún en este mismo mes de Enero – para que esperar. Si hay una diferencia entre lo que deseas – tus objetivos – y lo que hoy en día has logrado ó no estás contento con lo que haces, entonces toma el primer paso… reconócelo y ponte en acción. Si es cambiar de empleo, cambialo. Si es independizarte, hazlo. Si es reorganizar tu tiempo, disciplinate. Si es desarrollar más tus habilidades, prepárate.

 

Para la independencia total o parcial. Para un negocio propio si esa una de tus metas para este año,  encuentra a un Consultor en Franquicias que te pueda ayudar a llevarte por ese camino y a lograr tus metas. Recuerda – tú eres más de lo que eres.

 

Que tengas un Excelente y Próspero Año!

 

 

Por Raúl Robalino

Socio Consultor Senior – MatchPoint Franchise Consulting

Consultoría y Coaching en Franquicias

E-mail: rrobalino@matchpointnetwork.com

LinkedIn: http://mx.linkedin.com/in/raulrobalino

Cel. +52 (33) 1051-0401