Franquicias de Alto Consumo prepara nuevos Modelos de Negocio

Autor: incentivaempresasmx@gmail.com

Fecha: DEC 5th, 2014

Tema: Notifranquicias

Creador de diversas tiendas que sorprenden a razón del costo y beneficio que en sus productos encuentra el consumidor, Francisco Rodríguez de la Mora, asegura que la venta al menudeo bajo un mismo precio, está por innovar en sus esquemas, pues queda claro que el retail funciona.

El director general de Franquicias de Alto Consumo, que agrupa a “La Tiendita de a 3.90 pesos”, “Barañas todo a 5 y 10 pesos” y “Chissa”, todo a 5 y 10 pesos también, resulta un emprendedor incansable, tanto, que de un año de mucha reflexión para los mexicanos, dice que el 2015, tendrá que ser el del despegue.

Y predica con el ejemplo. Para la próxima Feria Internacional de Franquicia, en marzo próximo, alista dos nuevas propuestas, una de ellas incluirá productos licenciados. “Debemos estar más cerca del consumidor que obtenga lo mejor, a precios más bajos”.

El retail o la venta al detalle, como modelo de negocio, sigue funcionando para los emprendedores que buscan su propia empresa.

Francisco Rodriguez, expuso que el reto también para las empresas es abandonar la desconfianza, estática y hasta la soberbia de frente a eventuales inversionistas, con oportunidades de negocios que puedan adecuarse a las actuales circunstancias económicas.

En ese sentido, recordó que los modelos de FAC, se han destacado por su baja inversión, fácil operación y flexibilidad ante las condiciones del mercado. “Y no obstante, buscamos mayor madurez con la incorporación de nuevas plataformas tecnológicas y comerciales”.

El fundador de Franquicias de Alto Consumo, recordó que México tiene el mejor bono en su población, como nunca en su historia, añadió. “Es deber entonces, estar cercano a sus necesidades de consumo”.

Rodríguez de la Mora, no pierde juventud y por ende empuje; le gusta corresponder a la vida con gestos a plenitud de un ser humano. Sale al auxilio del “mejor amigo del hombre”, que en la llamada “Perla Tapatía” como en muchas capitales, sufren por el abandono, desprotegidos y con huellas de una tortura urbana, inimaginable.

Su propia oficina, la comparte en una especie de reserva canina que aguarda la reintegración a una mejor vida que bien merecen, varios perros rescatados.

Sensible en cada jornada, este joven empresario excepcional, confía que el 2015 será un año con mejor saldo, pues se han tenido muchos meses para reflexionar y podría significar el reacomodo de nuevas voluntades emprendedoras, confió.