¿Es tiempo de adherirse a una franquicia?

Fecha: DEC 20th, 2011

Tema: Notifranquicias

franquicia decision ¿Es tiempo de adherirse a una franquicia?

Con la vista puesta en 2012, seguro que más de uno ha comenzado a plantear su futuro. Con el nuevo año pueden llegar nuevos proyecto y quizás la posibilidad de abrir un comercio. Si es este tu caso, te damos las claves para saber si una franquicia tecnológica puede ser tu modelo de negocio.

Aunque las franquicias tienen reconocidas ventajas, también hay que darse cuenta de que tienen sus contras. Quizás por ello, hay que valorar las dos caras de la moneda antes de embarcarnos en una aventura empresarial en forma de franquicia.

Ventajas de una franquicia

  • Empezar con ayuda: aunque de igual manera tendremos que empezar desde cero, al adherirnos a una franquicia tendremos más recursos y herramientas para labrarnos un futuro exitoso.
  • Nombre y reputación: es innegable que marcas como Beep o Informática APP tienen más nombre que Informática Pedro, por poner un ejemplo. De esta forma, el nombre que ya viene impuesto desde la franquicia es un aliciente para comenzar a crearnos una imagen comercial entre los clientes.
  • Asistencia: por lo general, las franquicias cuenta con una red de soporte técnico en el caso de que ocurra cualquier problema. Aunque no significa que todo vaya a salir genial, siempre es un apoyo que no hay que menospreciar.
  • Plan de negocio: realizar un plan de negocio es una tarea ardua que requiere de mucho tiempo, esfuerzo y conocimiento. En el caso de las franquicias, nos evitamos este paso.
  • Marketing y publicidad: está claro que en el apartado del plan de marketing  también tendremos mucho ganado con una franquicia puesto que el camino ya está sembrado.

Desventajas de una franquicia

  • Costes: montar una franquicia no es barato. Al adquirir una franquicia tendremos que asumir muchos gastos que tenemos que tener en cuenta.
  • Limitaciones: las franquicias tienen sus propias normas. Para lo bueno y para lo malo tenemos que adherirnos a una imagen prediseñada y unas reglas marcadas por la entidad con la que firmamos. Así, no podremos dar rienda suelta a la imaginación con propuestas de marketing o nuevas fórmulas de venta.
  • Control: unido al anterior punto, hay que tener en cuenta que las decisiones de un franquiciado siempre tienen que pasar por la propia franquicia lo que limita el control del negocio.
  • Comisiones: como parte del contrato, las franquicias exigen que se de una parte de los beneficios en forma de royality. Tendremos que tener esto también en cuenta a la hora de echar cuentas.

Por último, os dejamos con un mensaje de Xavier Vallhonrat, presidente de la Asociación Española de la Franquiciadores, “la franquicia sigue ganando adeptos entre los empresarios, que apuestan por este sistema para potenciar su expansión. Por otra parte, tampoco ha descendido el número de emprendedores que buscan las ventajas de la franquicia para su proyecto, aunque, eso sí, se encuentran con un apoyo escasísimo por parte de las entidades financieras”. A partir de aquí la decisión es de cada uno.