El reto de la estacionalidad en las franquicias para niños

Fecha: DEC 2nd, 2011

Tema: Notifranquicias

Los niños se han convertido en un segmento de clientes muy importante, tanto para productos como servicios, que no se puede dejar de lado. Además, de los gastos tradicionales para su propio uso, desde los 24 meses, aproximadamente, los niños comienzan a manifestar a sus padres sus preferencias con respecto a muchos de los gastos de la unidad familiar. Los padres, además, reconocen que intentan adecuar sus compras a las preferencias de los hijos siempre que pueden. Muchas enseñas, especializadas en los distintos segmentos de consumo de este ámbito de la población, cuentan con esta premisa y focalizan su objetivo en los más pequeños.

Muchas de las franquicias se han especializado en este mercado y otras, aunque no son exclusivas para la población infantil, tienen muy en cuenta a este público a la hora de ofrecer sus servicios y sus productos. El principal reto al que se enfrentan es a la estacionalidad, ya que estas firmas es en Navidad el momento en el que más facturan y tienen unos beneficios garantizados, pero el resto del año han de buscar diferentes estrategias para que las cuentas cuadren.

En el mundo de los juguetes encontramos a Eurekakids, que vende uno de los catálogos más amplios y completos de juguetes educativos, orientados a despertar la inteligencia de los niños, a fomentar los juegos en el exterior y que fomentan valores como la amistad, la familia, el respeto y la protección del medio ambiente, o la igualdad, alejándose de otros modelos de juguetes sexista o belicistas. La compañía se encuentra en plena expansión nacional y europea y desde dentro, su director comercial, Joaquim Llopart asegura que Eurekakids “factura alrededor de un 38% ó 40% de la cifra anual”. En estos momentos “la buena gestión logística es fundamental para suministrar lo que cada una de las tiendas necesita”, aconseja y además, “por otro lado, es fundamental coordinar a los equipos sobre el terreno, para gestionar la campaña a nivel logístico y para aportarles la motivación necesaria”.

La especialización es una de las estrategias que las franquicias llevan a cabo para sortear los problemas de estacionalidad que se plantean en las firmas dedicadas al nicho infantil. Así, desde Corea, la compañía Best Play presenta las tiendas Jumping Clay, un novedoso establecimiento con un interesante taller de trabajo dentro de la misma tienda, una working shop store, sobre todo para el público infantil y la tercera edad, que consiste en talleres de modelaje con una plastilina biodegradable.

Mientras unas potencian los valores sociales y de concienciación de los niños, otras se dedican a su parte más coqueta, introduciendo también valores de higiene y salud como Princelandia. Se presenta como un innovador espacio para niñas de 4 a 12 años que ofrece una amplia gama de servicios y productos naturales, tratamientos de belleza, masajes, manicura, pedicura, desfiles de moda y fiestas de cumpleaños especiales y temáticas. En Princelandia todo está pensado para que al entrar a ese mundo rosa de fantasía las pequeñas se sientan como verdaderas princesas. Estarán en todo momento atendidas por educadoras vestidas para la ocasión y entrenadas rigurosamente.

El mundo del mobiliario también ha querido especializarse en estos pequeños. La marca de origen danés Flexa se ha situado en la especialización de muebles para el mundo infantil. Sus muebles destacan por adaptarse a las diferentes edades de los niños, crecen con ellos. Cuentan también con un programa en 3D en el que los clientes pueden diseñar los dormitorios de sus hijos.

La formación es un sector esencial para estos pequeños, por eso existen firmas como Kids &Us school english que aporta un nuevo concepto de idiomas que pretende convertirse en la enseña referente en el mundo del aprendizaje de idiomas en nuestro país, especialmente entre el colectivo de niños a partir de un año.

Del mismo modo, la moda es uno de los principales sectores para este segmento. Firmas como Trasluz quieren vestir a los pequeños con su estilo propio, cómodos y elegantes. La marca está pensada para los más jóvenes, pudiendo vestir a niños/as desde seis meses hasta 16 años. Trasluz se encuentra en pleno proceso de expansión a través de tiendas mediante el formato de franquicia.

Otras cadenas también han aprovechado el aspecto de ocio que conlleva el segmento infantil para optimizar locales o salas vacías. Es el caso de Al Teu Aire, que propone un modelo de negocio pensado para obtener una alta rentabilidad con una inversión moderada donde se desarrollarán actividades como fiestas, reuniones familiares o cenas, siendo uno de los principales motores del negocio las celebraciones infantiles en estos espacios adaptados a las necesidades del cliente.

En otros casos como Animal Party han sabido explotar sus centros de ocio infantil con la venta de peluches personalizados. Bajo las modalidades de córner (a partir de 15.000 euros de inversión inicial) o tienda (30.500 euros), los socios de Animal Party desarrollarán una actividad ilusionante, como es trabajar con niños de entre 3 y 12 años, y brindarán un trato diferenciado y unas actividades educativas y de entretenimiento que van más allá de las concepciones tradicionales. Animal Party centra su oferta en la celebración de cumpleaños únicos con peluches personalizados, tanto dentro como fuera del local, caracterizadas por su variedad y competitividad de precios y por la realización de juegos personalizados y grupales con los que se propicia el desarrollo de la imaginación y otras habilidades psicológicas y motrices de los menores. Además, cada niño se llevará siempre de regalo un peluche personalizado y elaborado por él mismo, que albergará en su interior el deseo mágico formulado por cada invitado tras el proceso de confección.

También en hostelería encontramos conceptos curiosos, que aunque no son franquicia, los destacamos por su originalidad como Baby Deli. Es un multi-espacio dirigido y pensado para los más pequeños así como para sus padres, donde se ofrecen todo tipo de productos y actividades “pensadas en nutrir tanto el cuerpo como la mente”, con estas palabras Tatiana Arelle define a Baby Deli, un espacio que fundó junto a Carolina Herrera, Eliza Arcaya y Stacy Knoell con el fin de reunir en un solo lugar lo que ellas siempre soñaron para sus hijos. Bajo el lema “Bueno para tus niños bueno para su mundo” ofrecen tres actividades diferentes pero complementarias: La Tienda, Los Talleres y El Café. Para conocerlas, Baby Deli cuenta con su primera tienda física (abierta en abril de este año) situada en el madrileño barrio de Salamanca.

tormo.com