10 tips para incubar tu idea de negocio

Fecha: DEC 20th, 2011

Tema: Notifranquicias

Empresas y empresarios

Consultoría

Anais Aoyama Medina

1.- Conceptualiza.- Ya que definiste que es viable, entra al plano creativo… La conceptualización consiste en construir tu Modelo de Negocio, poniéndoles pies, cabeza, nombre y apellido a la idea.

¿Con qué elementos lo construyo? Define el segmento de clientes, los valores agregados, los canales de distribución, forma de comunicarlo, elemento clave para el ofrecimiento, flujo de ingresos, etc.

2.- Realiza tu plan de negocios.- Es momento de plasmar las bases del Modelo para tener un rumbo definido de lo que deseas emprender, ésta es tu herramienta que te facilitará la toma de decisiones y donde debes definir tus objetivos a corto, mediano y largo plazo. Recuerda plasmar todo aquello que creas relevante para el desarrollo, implementación y crecimiento del proyecto.

3.- Despierta tu gen innovador.- ¿Cuántas veces experimentamos un servicio y al poco tiempo vemos que éste es modificado? ¿Cuántas veces hemos usado un producto y pronto lo sustituyen o lo modifican? Eso es derivado porque en nuestro papel de clientes somos cada vez más exigentes y por lo tanto damos pie a la creación de competencia. Por lo anterior, si tienes una idea que se relacione con innovación, invención, creatividad, diseño, puedes probarlo, pues todo tiene que ver con la generación de algo nuevo, diferente y puedes incubarlo.

4.- Elabora un modelo.- El desarrollo de un Modelo Financiero te permitirá ajustar diversas variables que actúan directamente sobre éste con la finalidad de adecuarlo a tus necesidades. Recuerda que el contar con un Plan de Negocios definido y aterrizado correctamente te abrirá las puertas para obtener apoyos y/o financiamientos tanto privados como del Gobierno Federal y estatal.

5.- Viabilidad financiera.- Es indispensable que evalúes la viabilidad financiera del proyecto. Se trata de proyectar en diversos escenarios la potencialidad del negocio, además de poder contar con una radiografía que te permita medir el riesgo, aprovechar las oportunidades y los recursos financieros, decidir anticipadamente las necesidades de dinero y su correcta aplicación. 

6.- Implementa.- ¡Actúa! Es momento de ejecutar y poner en marcha todo lo que se planeó y definió en papel. Te recomiendo que priorices actividades y que a la vez desarrolles y utilices un cronograma con tiempos y responsables de cada tarea. No olvides que no eres “todólogo”, por lo que es indispensable que reconozcas las tareas que puedes desarrollar y aquellas en las que necesitas asesoría y/o apoyo.

7.- Supervisa.- El delegar no implica el desentenderte del todo, es importante que sientas tuyo el negocio, por lo que es importante que vayas supervisando y controlando todo el proceso de implementación. Corrige si es necesario.

8.- Documenta.- Una vez que se tiene “una operación ideal”, es indispensable documentar. La manualización es el camino hacia la profesionalización de cualquier negocio. Te permitirá tener por escrito toda la transmisión de conocimientos y por lo tanto el crecimiento futuro.

9.- Analiza la oportunidad.- Si ya identificaste que tienes una idea de negocios, analiza la viabilidad determinando la existencia o no de una oportunidad para su puesta en marcha. Cada una es una variable que afecta directamente la idea de negocio y éstas tienen sus requerimientos específicos. Observa el mercado, la oferta, la demanda y determina si existen un importante número de elementos que favorezcan la implementación del concepto.

10.- Ajusta.- Todo plan tiene un riesgo implícito, por lo que después de la puesta en marcha es necesario evaluar el Modelo de Negocio en su totalidad y determinar si es necesario realizar ajustes al mismo. Te aconsejo que realices la evaluación después del primer semestre de operación.