El plan Nacional de Franquicias a dos años.

Fecha: DEC 5th, 2008

Tema: Notifranquicias

Documento sin título

A dos años de su puesta en operación, el plan Nacional de Franquicias que auspicia la Secretaria de Economía muestra ya los primero resultados, mismos que en términos generales pueden ser calificados como promisorios. Ya en este momento son numerosas las firmas mexicanas que han acudido a la dependencia en busca de apoyos necesarios para desarrollar el modelo e iniciar la colocación de las primeras unidades.

Más allá de la parte financiera, que desde luego presenta ventajas por permitir fondear la operación que supone una inversión significativa, el plan ofrece, como beneficio tangible, aproximar a muchos empresarios mexicanos a esta fórmula de expansión, brindándoles los apoyos necesarios para un crecimiento consistente.

Un punto crucial para el desarrollo de empresas en México, como bien se ha detectado, es que soporten sobre estructuras corporativas articuladas y profesionales, de lo contrario los nuevos negocios pueden sucumbir en la intemperie de la encarnizada batalla por los consumidores.

Para que una empresa sea candidata a recibir el apoyo del Plan Nacional de Franquicias, es necesario que acredite haber operado con números negros por más de tres años. Con esta medida se impone un filtro que deja fuera los simples proyectos, que pueden hacer sentido en el papel, pero que no han demostrado, en l realidad de la operación cotidiana, poseer una fórmula exitosa de negocios; y las franquicias como bien sabemos, lo que materializan es una réplica ilimitada de la matriz de un negocio que produce utilidades.

Franquicias en tiempos de crisis

Lo que plan puede aportar al deteriorado ambiente empresarial del país es emblemático, ya que los niveles de crecimiento del sector franquicias han mostrado estabilidad y hasta cierta autonomía del resto de la economía, escalando posiciones año tras año. Si se toma como eje para el surgimiento de nuevos emprendimientos, el beneficio no será sólo para los franquiciantes, sino de manera particular para quienes se interesan en operar un negocio franquiciado.

Como se ha demostrado a lo largo de los últimos años, las franquicias nacionales han manifestado gran aptitud de adaptación a los hábitos de consumo nacionales, y una segmentación en giros y costos que supera por mucho a las opciones llegadas de otras jurisdicciones.

Un elemento por demás significativo del Plan Nacional de Franquicias es que esta coadyuvando a que las empresas nacionales se hagan conscientes de sus valiosos activos de propiedad intelectual, como sus marcas y sus sistemas operativos, al observar la forma en que se convierten, en sí mismos, en objeto de comercio.

Las estadísticas internacionales claramente muestran que las economías más sólidas poseen empresas exitosas que basan su éxito en derechos monopólicos de esta naturaleza; por ello, este plan se alinea con algunas de las políticas que nuestro país debió adoptar hace años, pero que ahora vislumbra por esta vía indirecta.

De hecho, tenemos ya ejemplos de muy exitosas franquicias mexicanas que a lo largo de los últimos años han consolidado su expansión, inclusive más allá de nuestras fronteras. A pesar de lo deteriorado del ambiente empresarial, y de la escasa sensación de futuro que recientemente nos ha invadido, hay eventos en México que siguen un curso sensato y esperanzador. Vale la pena destacarlo.

El inversionista.