El Certificado de Calidad en la Franquicia.

Fecha: AUG 19th, 2008

Tema: Notifranquicias

Untitled Document
 

En España, al igual que en México, la certificacion de la franquicia, es paso prioritario para la mejora y modernizacion del sector, pero como se ve desde aquella nación este proceso? que puede recuperarse para la experiencia nacional?, la opinion de especialistas es clara.

La proliferación de los certificados de calidad en los últimos años, se debe fundamentalmente a que cada vez, las empresas necesitan generar entre sus clientes confianza en los productos y servicios que ofrecen, y ello, debido a la mayor competitividad existente en el mercado.

Asi, el desarrollo que han tenido los certificados de calidad en los ultimos años, habla también de la necesidad de las empresas de diferenciarse de sus competidores, ya que al existir una mayor oferta, el usuario tiene mas posibilidad de elección y por tanto aumenta su exigencia y expectativas hacia un determinado producto o servicio.

De ahí que en los últimos años, hay una importante evolución de los sistemas de calidad en distintos sectores, y el sistema de franquicia, no es la excepcion.

En efecto, en la franquicia se ha desarrollado recientemente un Sistema de Certificación de Calidad, cuyo objetivo es “dotar a las empresas franquiciadoras de una referencia que les permita adecuar su modelo de gestión a los parámetros exigidos para obtener dicha certificacion, así como dar confianza al potencial franquiciado que se adhiera a una marca.

Para ello, la Asociación Española de Franquiciadores que es quien ha desarrollado dicho sistema de certificación de calidad (y en concreto, el Comité Técnico de Calidad, formado por franquiciadores y consultores de prestigio), pretende con ello proporcionar herramientas de control que permitan al emprendedor/franquiciado, tener una mayor información del franquiciador y mayores garantías a la hora de suscribir un contrato con una marca, y todo ello para dar una imagen de transparencia en el sector, así como para otorgar competitividad y profesionalidad a los sistemas de franquicia de las empresas.

Pero qué es un certificado de calidad? En términos generales, un certificado de calidad es un documento en el que una entidad de certificación declara la conformidad de un producto, un servicio o un sistema de gestión, con una determinada norma o documento de referencia.

Para entenderlo, es necesario definir en primer lugar el concepto de “normalización”, que es el proceso por el que las características de un producto o servicio quedan reflejadas en un documento denominado “Norma”, proceso que se consigue tras el acuerdo de todos los grupos con interés en ese producto o servicio: fabricantes, usuarios, autoridades, asociaciones profesionales, etc.

En consecuencia, la certificación de calidad es el resultado de un proceso por el que los evaluadores o auditores de la entidad de certificación, examinan la conformidad del producto, un servicio o un sistema de gestión de acuerdo a los requisitos de la Norma.

Por lo tanto, cuando decimos que una empresa tiene un certificado de calidad significa que los procesos de fabricación o de prestación del servicio, han sido definidos e implantados y se gestionan para satisfacer las necesidades y expectativas de los clientes, previa identificación por parte de la empresa de las necesidades y expectativas de sus clientes e incorporación a sus procesos internos de aquellos recursos y métodos que le permitan obtener ese resultado deseado por el cliente.

En definitiva, las ventajas y beneficios de este sistema de calidad para todas las partes implicadas es claro; desde el punto de vista del franquiciado, o en términos generales el usuario o consumidor final, el certificado supone una información adicional sobre el producto o servicio que le ayuda a tomar la decisión de compra, y a realizar la elección entre los productos y servicios de características similares que le ofrece el mercado.

Por otro lado, le proporciona una confianza en el producto o servicio que no le aseguran el resto de los competidores sin certificar.

Finalmente le garantiza la existencia de unos canales de comunicación con el fabricante o proveedor (o franquiciador, en su caso), desde encuestas de satisfacción, servicios de atención al cliente, procedimientos de reclamación y de participación que probablemente no encuentre en el resto de los competidores.

mundoFranquicia consulting

 

qui