¿Lavado ecológico para autos?

Fecha: AUG 22nd, 2007

Tema: Notifranquicias

Untitled Document

Para formar parte de Autolav además de contar con cerca de 400 mil pesos (más IVA) para obtener 10 unidades móviles de lavado, es necesario que el franquiciatario se involucre 100% con la operatividad

Más que ofrecer un servicio automatizado de lavado, Autolav se asume como una franquicia que además de brindar calidad, apoya el cuidado del entorno ecológico.
Autolav nació hace poco más de 15 años luego de que su creador, Juan Carlos Blanco M., un empresario mexicano de 35 años, concretara en Santiago de Chile su proyecto basado en un sistema de lavado de autos a través de unidades móviles eléctricas.

En 1991 Juan Carlos trajo a México este sistema que consiste en una unidad móvil 100% autónoma, que cuenta con equipo especialmente diseñado y adaptado para desarrollar los principales servicios de lavado, secado, aspirado y encerado en cualquier parte donde el cliente estacione su vehículo. Las unidades se encuentran en estacionamientos públicos de centros comerciales, hospitales o universidades.

La inversión de Juan Carlos fue de 200 mil dólares para arrancar con tres plazas operativas en la ciudad de México.

Después de 10 meses, la empresa logró su recuperación en un 100%. En 2002, Autolav se disparó con 18 franquicias a nivel nacional.

"En la actualidad hemos tenido un crecimiento anual sostenido del 40% y lo que buscamos es incrementarlo en un 50%.", señala Juan Carlos quien cuenta con una maestría en Administración y Dirección Empresarial.

Modernidad tecnológica y mano de obra

Para ser parte de Autolav, además de contar con cerca de 400 mil pesos (más IVA) para obtener la franquicia de 10 unidades móviles, es necesario que el franquiciatario tenga la disposición para involucrarse 100% con la operatividad del servicio.

"Buscamos franquiciatarios con ganas de trabajar y estar en la parte operativa, no nos interesa el inversionista que llega con un dinero de sobra y que aparezca cada mes sólo a buscar un cheque.

"Nos interesa la gente que esté en la parte operativa, porque nuestro sistema depende de la calidad del servicio que ofrezcan los trabajadores...no somos una tienda, somos una empresa que complementa un servicio con mano calificada, con capacitación a personal.", asegura el joven franquiciante.

Autolav ofrece un servicio ágil pues el tiempo de lavado oscila entre 20 y 30 minutos dependiendo del servicio que haya solicitado el cliente. El costo va desde los 35 pesos a los 350 pesos (que además del lavado general incluye pulido y servicio de vestiduras). Por día se realizan cerca de 9 servicios por unidad.

La empresa opera en estacionamiento que registre un flujo vehicular mínimo de 700 vehículos diarios o que tengan un mínimo de 400 cajones.

Asesoría en la búsqueda del lugar para colocar al franquicia, uniformes así como la capacitación a personal tanto para los lavadores como para los supervisores es parte del apoyo que se oferta al franquicitatorio en el arranque de su unidad operativa.

"Buscamos que el lugar donde se colocará la unidad operativa de Autolav sea rentable, para eso apoyamos al cliente con una presentación formal a la administración de la plaza comercial, hospital o universidad".

El franquicitario contrata con Autolav por cinco años y en el cuarto año puede renovar su contrato por otros cinco años más.

La recuperación de la inversión inicial se logra en aproximadamente 10 y 12 meses, si es que el franquiciatario opera en directo.

Un servicio seguro y ecológico

Las unidades de Autolav están equipadas con un sistema de bajo consumo de agua. Es un sistema ecológico, limpio y simple, que ofrece una alternativa diferente de lavar un vehículo a precio de mercado. Utiliza únicamente agua tratada la cual se ahorra notablemente por su sistema de pulverizado (un auto se lava con menos de 5 lts.) además ahorra energía ya que su operación no requiere de grandes motores.

Autolav cuenta con una póliza de seguro por daños al vehículo del cliente, daños a terceros y contra pérdida de objetos de valor y accesorios del vehículo.


Por: Maribel Gutiérrez / EL UNIVERSAL.com.mx
El Universal /
Miércoles 22 de agosto de 2007