Explorar nuevas oportunidades para crecer

Fecha: APR 26th, 2008

Tema: Notifranquicias

Untitled Document

Productos de seguros, refinanciación de deudas, préstamos personales, intermediación financiera y captación de dinero. Las enseñas de servicios profesionales y financieros abren su campo de negocio y se especializan para sobrevivir a la actual coyuntura económica.

Las franquicias de servicios profesionales y financieros viven momentos de incertidumbre debido a la actual desaceleración económica: el endeudamiento de las familias, las hipotecas y el descenso del consumo hacen que este sector se vea tocado. La especialización en sus ofertas y la diversificación de los servicios prestados son la fórmula para superar el bache económico. "El sector de los servicios financieros tiende a invertir más en la comercialización de sus servicios, en diversificar y especializar más sus ofertas para superar la crisis", asegura Santiago Barbadillo, director general de Barbadillo y Asociados.

El nuevo escenario económico, por tanto, abre a las franquicias un nuevo campo de negocio. "Antes, este sector se limitaba a estudiar temas de hipotecas –producto con el que saltaron al mercado–, para ampliar su oferta con productos de seguros, refinanciación de deudas y captación de dinero", expone Ángel Amat, consultor de FDS Consulting, consultora de franquicias del Grupo Franchaise and Retail Services Group. Por su parte, Barbadillo destaca la adaptación del sector a las nuevas situaciones derivadas de la desaceleración económica, como es la morosidad. Los productos ofertados, como los préstamos personales y las ‘rehipotecas’, "han supuesto un balón de oxígeno para la viabilidad de las franquicias dedicadas al ámbito financiero", apunta Víctor Romero, consultor asociado de MundoFranquicia Consulting.

Por otra parte, varias enseñas han comenzado su expansión internacional y a unirse en asociaciones para afrontar el nuevo panorama. No obstante, el consultor de FDS Consulting considera que "es el tiempo de ofrecer servicios profesionales y no financieros". Esto hará que las enseñas se hagan más fuertes, y que sólo sobrevivan las firmas más asentadas. Romero considera que "sólo las empresas más transparentes, mejor estructuradas, con una amplia oferta de servicios y con acuerdos con bancos podrán seguir operando en los próximos años".

Esta tendencia ya se está empezando a notar en la evolución del crecimiento del sector de las franquicias dedicadas al ámbito financiero. Las enseñas de consultoría y servicios profesionales han experimentado un descenso en la evolución del número de enseñas: si el pasado año operaban en España 25 cadenas, este número se ha visto reducido a 21 este año, según la Guía de Franquicias 2008 de la consultora Tormo y Asociados. No obstante, la apertura de nuevos locales ha aumentado de 540 operativos en 2007 a 637 en el presente año.

Por lo que se refiere a los servicios de intermediación financiera, aunque el número de enseñas ha crecido –56 cadenas operan en España, tres más que en 2007, según Tormo y Asociados–, el número de establecimientos abiertos ha caído de los 5.710 el pasado año, a los 5.514 en 2008. Amat explica que "este sector, en lugar de crecer a ritmos espectaculares, como sucedía hasta ahora, lo está haciendo al ritmo normal de una red de franquicias de siempre. Si antes una cadena de esta área abría una media de 30 ó 40 oficinas anuales, ahora debe conformarse con diez".

Nuevas oportunidades
A pesar de que la actual coyuntura no es favorable, las nuevas oportunidades de negocio abiertas para el sector de servicios profesionales y financieros puede hacer que el potencial franquiciado opte por el modelo de la tienda en cadena. Y el mercado ofrece cantidades de inversión necesarias muy variadas para poner en marcha la franquicia. Tormo y Asociados calcula que la inversión media para la consultoría y asesoramiento está en torno a los 41.317 euros, y para los servicios financieros la cifra asciende a 51.776 euros.

 

fuente: portal expansion y empleo