Los niños fabrican su propio juguete

Fecha: APR 10th, 2007

Tema: Notifranquicias

Untitled Document

En La Laguna se han vendido más de 600 muñecos de peluche en Le Animal Monde.

Para el día 30 de abril se espera un incremento en las ventas del 50 %

Mari Tere elige a su nuevo mejor amigo entre el montón de animales de peluche.

Toma un tigre y dice con una sonrisa en el rostro “es este, este quiero”.

Vestida de bata y casco, la pequeña rellena el muñeco, lo peina, pesa y viste; al final lo bautiza y recibe el acta de nacimiento.

Como ella, más de 600 niños han estrenado mascota de Le Animal Monde en La Laguna desde diciembre del año pasado.

Osos, zebras, perros, gatos, changos, jirafas, hipopótamos, ranas y casi cualquier especie animal, son 43 diferentes muñecos que pueden elegir los clientes de la tienda ubicada dentro de Plaza San Isidro en Torreón.

Cada uno cuesta 229 pesos.

Para dar vida al animal frotan el corazón contra el músculo de su brazo y le regalan un alma mientras piden un deseo con los ojos cerrados.

En promedio se comercializan 20 al día, aunque han llegado a tener hasta 40 niños dentro del establecimiento al mismo tiempo.

Para el día 30 de abril, Estela Reed, propietaria del negocio, espera que se incrementen las ventas al menos al 50 por ciento.

El concepto se creó en Estados Unidos con la marca Build the Bear y llegó a México con la licencia de una compañía francesa mediante una franquicia.

La primera tienda Le Animal Monde se inauguró en León, Guanajuato en noviembre del 2005.

Hasta el momento existen siete tiendas en el país, en Torreón requirió una inversión inicial de alrededor a 600 mil pesos.

“Todos los productos se fabrican en Francia”, explica Reed, “están confeccionados con calidad y detalles extremadamente finos, el relleno es hipoalergénico”.

Aunque el mercado al que se dirige la franquicia son niños, los jóvenes y adultos laguneros parecen haber aceptado el reto de dar vida a su propia mascota, “los señores se remontan a su infancia, se disfrazan y siguen al pie de la letra las indicaciones.”

Tener el muñeco no es suficiente, los niños no sólo compran pijamas, zapatos y vestidos nuevos en más de 167 modelos diferentes.

También pueden nutrir su colección con accesorios como juegos de ganchos de 35 pesos y roperos de 600.

“Es impresionante ver como un niño es capaz de ahorrar durante semanas, hacer la tarea, subir calificaciones y mejorar su comportamiento con tal de adquirir nuevas cosas para su muñeco”, asegura Reed, “la franquicia establece que en promedio por cada muñeco el cliente realizará cinco compras posteriores, las pijamas son lo primero que buscan”.

De acuerdo con la empresaria, “en un mundo en el que los juguetes son cada vez más agresivos y a los varones no se les permite cuidar un muñeco, esta tienda les enseña el valor de la responsabilidad y la ternura”.

Claves a detalle

Durante el 14 de febrero se vendieron además de los peluches 100 bocinas regrabables que se colocan dentro de la mascota para que emita mensajes especiales y sonidos de animales, de 50 y 120 pesos.

Para la franquicia en Torreón laboran cuatro personas, las políticas de la empresa en México marcan que el franquiciatario debe invertir el tres por ciento de las ventas netas en publicidad.

Fuente: Torreón / Erika Flores Cobián / Martes 10 de Abril de 2007